Viaje a Italia.

 A mediados de este mes, una pequeña representación de la empresa, fuimos a visitar a  algunos de nuestros proveedores italianos. La experiencia a parte de mejorar las relaciones sociales entre nosotros y ver parajes extraordinarios por su belleza, nos permitió profundizar en estas marcas y conocer de primera mano, cómo trabajan y qué factores comunes hacen que sean líderes del mercado italiano. En este caso, viajó Paula, comercial de Málaga. Juan Antonio, comercial de Elche y Alicante. Alfonso, responsable comercial de la Comunidad de Madrid. Pere Anton, uno de los propietarios de la empresa. Anna, responsable de compras y yo misma.

Salimos el domingo, 5 de Mayo, con destino a Milán. Allí alquilamos una furgoneta y nos dirigimos a Lecco. A los pies de los Alpes, este pueblecito que se encuentra justo delante del Lago de Como, es uno de los enclaves turísticos más bellos de Italia.

 

El lunes salimos temprano y nos fuimos a visitar Emilio Mauri Spa . Esta antigua quesería situada en principio en Pasturo, ha diversificado sus distintas fases de producción modernizando la sede principal en Pasturo y abriendo dos nuevas según sea el queso que se produce.

En nuestro caso, visitamos la sede que se encuentra en las grutas di Pasturo (Lecco) dónde se producía y se produce aún en la actualidad y según la tradición, la stagionatura (curación) del Taleggio y parte del Gorgonzola. En un momento, se fusionan el presente y pasado para convertir la leche en algo exquisito y típico de esta región, quesos con sello de identidad propia y reconocida a nivel mundial por sus numerosos premios y distinciones.

Comimos en un pequeño edificio muy rústico y encantador que hay al lado de la empresa y allí degustamos los distintos quesos que habíamos visto producir. Una delicia para todos los paladares y en especial para los amantes de los quesos. En la cata diferenciamos por una parte, los quesos elaborados a partir de leche de cabra y por otra, los quesos elaborados con leche de vaca. 

Después de comer y con la lluvia que no paró de acompañarnos hasta entonces, nos fuimos en dirección a Torrile, cerca de Parma, dónde visitamos la Cantina Ceci

Allí Maria Teresa y su hermano Alessandro, nos enseñaron el proceso productivo del Lambrusco, su especialidad. Estuvimos catando algunos de sus más preciados espumosos y dos de sus vinos, y nos explicaron sus nuevos proyectos que ya habían presentado en el Vinitaly. Unas mentes muy creativas, una visita fantástica y unos anfitriones de excepción.

Nos dirigimos hacia Cremona, dónde  pasamos la noche. Por cierto, una ciudad especial por donde la cojas. ¡Una preciosidad que respira arte por todas sus calles!

Por la mañana salimos en dirección a Busseto, donde visitamos Montana. Nuestra marca de embutidos y dónde Fabio nos atendió a las mil maravillas. Con un proceso de producción prácticamente robotizada, materia prima de excelente calidad y un producto final digno de las mejores charcuterías y restaurantes. Visitamos la fábrica y sus muelles de secado. Nos explicaron el proceso de producción y de curación del Culatello, y entre otras cosas, aprendimos que el Salame Felino lo producen con la carne denominada “secreto” del cerdo, sin grasa añadida, ya que se trata de una parte grasa de por sí.  Interesantísimo!!! A la hora de comer nos llevaron a una de sus tiendas gourmet y allí degustamos los productos que habíamos visto en la fábrica.

Por la tarde salimos hacia Coccolia – Ravenna para visitar a uno de nuestros proveedores más representativos de nuestro portafolio, se trata de Molino Spadoni

La visita fue una maravilla y pudimos ver la diversidad de productos, formatos y marcas que está actualmente comercializando, el abanico de posibilidades ecológicas, sin gluten,… que está proyectando. La Harina de Molino Spadoni es una garantía para todos aquellos que la trabajan, ya que es sinónimo de calidad. Salimos como no, lloviendo de la visita, y nos dirigimos a Bologna, donde teníamos el Hotel.

Cenamos en el restaurante que ha abierto Surgital en Bologna para probar “in situ” su pasta, se trata del Ristorante Ca’Pelletti. Una cena muy discendida en una ciudad de universidades y oportunidades.

Por la mañana, visita a Surgital. No tengo palabras para expresar lo que sientes al entrar en sus instalaciones. Tecnología, ingredientes DOP, innovación, energía renovable y autosuficiente, miles y miles de metros cuadrados diseñados para trabajar con las máximas garantías de higiene y calidad. Un monstruo de la fabricación de pasta rellena que no tiene rival, ni en Italia ni en el resto del mundo.

Para comer, una cata de pasta presentada en tapas, una idea que ya apuntamos en algún otro post y que nos parece genial.

Después de comer nos dirigimos al aeropuerto de Bologna con destino Barcelona y fin del viaje.

 ¡¡¡Más fotos en nuestro facebook!!!!

Espero que os guste!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *