Gelatina, miel y mermeladas de Alimentis, pon un toque de glamour a tus recetas.

Somos de paladar fácil, de hecho, nos gusta Italia y todos sus sabores, somos amantes de la pasta y la pizza, de los quesos y embutidos, de sus salsas, de sus postres y vinos. Nos gusta ITALIA, en mayúsculas! Qué le vamos a hacer! 

Una cosa es sabida, para cocinar con sabor se requieren pocos ingredientes, mucho amor y una buena dosis de paciencia. Para cocinar con un poco de “glam” se requiere todo esto, más el ingrediente que no esperas encontrar, ese ingrediente desubicado pero que completa, enriquece y ensalza el sabor. Te presentamos la gama Taste Collection de alimentis, deliciosas propuestas para presentar tus recetas con todo el “glam” que quieras mostrar. Su oferta es variopinta, desde una gelatina de vino Chianti DOCG, pasando por una miel con trufa negra de verano, unas mermeladas de cebolla caramelizada, de higos o picante de guindilla.  Aunque todas ellas son apropiadas para presentar en tarrinas acompañando una buena selección de quesos (eso sería lo más fácil y práctico) … te proponemos que las combines con platos de carne, pescado, pasta e incluso pizza. Haz que salga el alquimista que hay en ti, la sorpresa puede ser superlativa.

Gelatina de Vino Chianti DOCGEsta gelatina tiene un rico bouquet de aromas de frutas rojas con un ligero toque de especias. Es de color rojo violáceo y recuerda “en todo” al preciado vino toscano.  Nuestras sugerencias: Para acompañar una fantástica Fiorentina a la parrilla con patatas a la brasa, e incluso, es ideal con un postre de chocolate, como una Sacher o un semifrío de chocolate sin leche.Miel con trufa negra

Miel de acacia, de origen italiano enriquecida con trufa negra (Tuber melanosporum Vitt.). El sabor delicado y la apariencia clara de la miel de acacia es el soporte ideal para el sabor y aromas únicos y agradables de la preciada trufa negra. Nuestras sugerencias: en la superficie de una pizza después de la cocción (con masa integral, panceta y lascas de parmesano); unas gotas encima de un risotto alla Parmigiana justo antes de servir; para dar sabor a un relleno (como el raviolo de patata friuliana); o con el huevo Pochè.Y para finalizar las mermeladas, la de CEBOLLA aconsejada para decorar una crema de calabaza; con carne de cerdo al horno o para aderezar una tostada caliente con paté de foie gras, lascas de pecorino y hojas de tomillo.

La mermelada de HIGOS que a parte del desayuno y los quesos, es ideal para acompañar embutidos como el speck ahumado o el culatello; también queda de escándalo en una pizza de masa ligera y crujiente, con Prosciutto San Daniele y squacquerone o burrata; muy adecuada también para acompañar un segundo plato a base de pechuga de pato.

La mermelada de GUINDILLA (PEPPERONCINO) mejora el sabor del pescado al horno o salteado, como la perca, la corvina, el salmonete o el bacalao; con un pulpo asado para “limpiar” el paladar después de cada bocado.

Espero que experimentes y me cuentes, espero tus comentarios 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *