Bizcocho saludable, con harina de carbón vegetal activo y sin azúcar refinado

RECETA-EDI-3Este fin de semana he celebrado mi santo con algunas amigas y en mi voluntad de obsequiarlas como es debido, quise preparar un delicioso bizcocho. Busqué entre mis recetas aunque no tenía mucho tiempo, busqué en la despensa y encontré la harina negra de carbón vegetal activo que tenía guardada y “eureka”…. me vino en mente una idea. Innovar y probar cositas nuevas siempre ha sido lo mío, aunque sabía que me la jugaba, lo hice porque tenía un plan B. Así que me puse a mezclar ingredientes y luego veréis es el resultado. Con fondant de colores o una cobertura de chocolate blanco hubiese quedado más bonito (eso seguro) pero no más rico! No os podéis imaginar lo bueno que estaba y lo original que resultaba a la vista. Un bizcocho NEGRO!!!!! Además ya os he hablado de las cualidades del carbón vegetal activo en un post sobre la elaboración de PIZZA con esta harina, pero ahora os hago un breve resumen: Es antioxidante, elimina toxinas, virus, absorbe gases…. Hoy en día el carbón vegetal activo añadido a la harina se ha convertido en una novedad en el mundo gourmet. Porque la harina de carbón vegetal constituye una revolución, no sólo para hornear, panificar y conseguir efectos decorativos en panes, pastas y pasteles, sino sobre todo para aquellos consumidores que buscan alimentos ricos en sustancias con propiedades funcionales que pueden tener efectos beneficiosos para su salud.

Ingredientes:

1 sobre de levadura royal

3 huevos

1 yogur griego con stracciatella de 125g ( un yogurt natural o de limón también sirve)

3 medidas de ese mismo yogurt de harina negra (harina de carbón vegetal activo)

2 medidas de yogurt con azúcar de caña (moreno)

1 medida de yogurt de aceite de oliva extra virgen

125g de mermelada de melocotón sin azúcar refinado

Elaboración:

Precalentar el horno a 180ºC.

En un bol, poner todos los ingredientes (tamizar la harina y la levadura para evitar que nos queden grumos), usar la misma medida (el vasito de yogurt) para poner la harina, el azúcar y el aceite. Mezclar con una varilla de repostería o una batidora eléctrica. La masa tiene que quedar muy homogénea.

RECETA-EDI-1

Poner la masa en un molde (yo uso uno de silicona en forma de corazón) previamente engrasado con aceite.

RECETA-EDI-2

Introducir el molde en el horno (en la parte central y con calor arriba y abajo). Dejar hornear durante unos 35 minutos (yo lo tapo con papel de aluminio cuando lleva dentro del horno unos 20 minutos para que no se dore demasiado) mi horno no es excelente y a veces se me descontrola la temperatura, por ello voy vigilando de vez en cuando.

RECETA-EDI-4

Transcurrido ese tiempo, pincho con un palito de brocheta y si sale seco, es que está cocido.

Sacar del horno y dejar enfriar un pelín. Sacar del molde y partir el bizcocho en dos para poner la mermelada en una capa intermedia.

Poner azúcar glas por encima.

RECETA-EDI-5

***NOTA: haced al baño maría un chocolate blanco espeso y ponedlo encima del bizcocho, cortad unas frutas y decoradlo. La sensación cuando lo ves tan blanquito y luego lo cortas y es negrooooooo….. tiene que ser muy espectacular!!!! Queda pendiente para otro día. Ahora sólo me interesaba saber si podía hacer un bizcocho con esta harina y saber si el sabor y el resultado era bueno. Como veis el resultado es óptimo y el sabor (aunque no lo probéis) también !!!!! jejeje….

Perdonad las fotos … no me gustan nada ….