Calabacín relleno de atún, parmesano y patata #receta de María

Hay entre mis recuerdos tantas recetas de María memorables para mí! La Lasaña, la pasta con calabaza o con garbanzos, la carne o el pescado al horno con patatas con romero y salvia… Ayer María, me volvió a sorprender con una receta de aprovechamiento (como ella me indicó). Quien no tiene en la despensa una latita de atún? En mi despensa a veces sólo hay eco María (le contesté)…. me sonríe con la habitual sonrisa de la persona que tiene en su despensa de todo…. Calabacín, patatas, cebolla, parmesano,…. :)

Ingredientes para 4 personas:

8 calabacines
1 cebolla
1 huevo
Pan rallado (si lo ponemos Nutrifree, tenemos una receta apta para celíacos estupenda)
85g Parmesano reggiano rallado BERTOZZI 5100020
2 patatas grandes
100 gramos de atún en conserva HERSAN 2900001
Sal
Perejil triturado

Elaboración:

Hervir durante unos 5 minutos los calabacines enteros. Los sacamos de la olla y les cortamos los dos extremos. Los cortamos por la mitad y sacamos con la ayuda de una cuchara la pulpa de dentro, dejando una superficie gruesa de piel.
A parte hervimos 2 patatas grandes y cuando estén blandas la trituramos con la ayuda de un tenedor.
En una sartén sofreímos la cebolla cortada muy fina y la pulpa que hemos sacado del calabacín con un poco de sal y aceite extra virgen de oliva. Cuando empiecen a dorar, añadimos la patata hervida, el huevo batido, el atún en conserva, dos cucharadas de pan rallado y un pelín de perejil picado. Damos un par de vueltas justo para que cuaje el huevo y reservamos.
Llenamos de esta mezcla, los calabacines que habremos colocado en una bandeja de horno. Añadimos un pelín más de pan rallado y el queso parmesano rallado por encima y lo ponemos en el horno durante 5 minutos a gratinar.

Si preferís, en vez de atún, queda muy bien con gambas peladas o con bacalao…. a mi me gusta la berenjena rellana de carne y el calabacín relleno de pescado… pero esto va a gustos.

Listo, una receta fácil y riquísima!
Os la recomiendo de verdad!!!!!

Parmesano de 30 meses con aceite de naranja y Glassa Balsámica #productositalianos #receta

Hoy empieza el verano y con él, llegan las veladas al aire libre, esas cenas informales con amigos o esas fiestas con aperitivos que tanto y tanto nos gustan. Para ello, hoy una preparación fácil y riquísima. Digna (por su excelente sabor) de los mejores caterings y restaurantes.

INGREDIENTES

Parmesano de 30 meses de curación (Bertozzi)
30 grs. de queso parmesano rallado (Bertozzi)
Glassa Balsámica de Acetum
Aceite extra virgen de oliva De cecco
la piel de una naranja para infusionar el aceite (este proceso lo tendremos que hacer un día antes, para que el aceite absorba todo el sabor de la naranja).

ELABORACIÓN

1.Cortar el parmesano en lascas regordetas.
2.Ponerlas dentro de una copa de licor o de un vaso de chupito.
3.Rociar el queso con la Glassa Balsámica y el aceite (previamente infusinado con la corteza de la naranja)
4.Terminar la decoración con un crujiente de parmesano*

*Para el crujiente de parmesano: untar una sartén pequeña con aceite. Sacar el exceso de aceite con un papel absorbente. Cuando el aceite esté caliente ponemos el queso parmesano rallado, de forma que cubra toda la base de la sartén sin llegar a crear un grueso excesivo de queso. Lo dejamos un minuto a fuego lento y cuando empiece a tostarse, lo retiramos con una espátula. Lo rompemos a trozos para decorar nuestra preparación.

Risotto de setas con virutas de foie #productositalianos

Hay en todas las épocas unas recetas que vienen mejor que otras, los risottos a mi, me gustan todo el año! este con setas y foie me encanta especialmente, siempre que lo hago, en casa se celebra. espero que os guste esta receta, tan simple y tan estupenda!

Ingredientes:

80gr de arroz Carnaroli Roncaia
30gr de setas Alimentis
20gr de foie
30gr de parmesano rallado Bertozzi
300ml. (aprox.) de caldo de carne
½ cebolla pequeña picada
1 cuchara pequeña de mantequilla Occelli
Aceite de oliva
Sal
Vino blanco

 

.

Elaboración:

1. Preparamos un caldo de carne (muy suave) y reservamos.
2. Picamos la cebolla, la ponemos en una cazuela con un poco de aceite de oliva y la dejamos dorar a fuego lento.
3. Añadimos las setas y lo sofreímos todo.
4. Añadimos un poco de vino blanco y lo dejarlo reducir un par de minutos más.
5. Añadimos el arroz mezclando constantemente y lo dejamos un par de minutos hasta que se empiece a tostar.
6. A continuación, iremos añadiendo el caldo, muy despacio, para que el arroz lo vaya absorbiendo, sin dejar de mezclar. Este proceso durará unos 18 minutos. *Ponemos la sal al principio de la cocción.
7. Terminada la cocción, retiramos rápidamente del fuego y añadimos una cucharada pequeña de mantequilla y un poco de parmesano rallado.
8. Mezclaremos hasta obtener una textura cremosa.
9. Daremos forma al risotto con un molde redondo pequeño.
10. Entre capa y capa de risotto, intercalaremos una fina capa de foie. Serviremos muy caliente.
11. Antes de servir, decoraremos con un trozo de *crujiente de parmesano.

*Para el crujiente: untar una sartén pequeña con aceite y eliminar el exceso con un papel absorbente. Cuando la sartén esté caliente, ponemos el queso parmesano rallado repartido por toda la superficie, sin llegar a crear un grueso excesivo de queso. Dejaremos 1 minuto a fuego lento y justo cuando empiece a tostarse, retiraremos con una espátula. Romperemos un trozo.

Receta de Oliver Balteo.

 

 

 

Gnudi con salsa de mantequilla y salvia. #receta de moda

Esta receta empieza a ser un clásico de la cocina reconfortante y un clásico de las cartas de los restaurantes italianos. Parecidos a los gnocchi por su forma y su cocción, los Gnudis son bolitas de ricotta envueltas por una fina capa de sémola, más livianos que los gnocchis. Son como raviolis rellenos de ricotta pero sin pasta. En esta receta los acompañaremos de mantequilla y salvia, aunque están muy ricos también preparados de otra forma, con crema de calabaza o con setas y panceta salteada.

Ingredientes:

1 Kilo de ricotta fresca de Elda  (la ricotta debe ser buena, sin más! es la protagonista de esta receta)

1 limón

pimienta negra

sal

nuez moscada

sémola fina 500g De cecco

2 cucharadas de aceite extra virgen de oliva De Cecco

Mantequilla 100g d´Occelli

10 o 12 hojas de salvia fresca

queso parmigiano reggiano 80g Bertozzi

Elaboración:

En un recipiente grande rompemos la ricota en pedacitos y le añadimos un poco de ralladura de un limón (sin el blanco de la piel porque amarga), muy poco, debe darle un toque. Le añadimos la pimienta, la sal y la nuez moscada (esta última es una buenísima aliada de la ricota, la combinación es perfecta). Con la ayuda de un tenemos, lo mezclamos todo junto. Cuando está bien mezclado, cogemos pequeños pellizcos de esta masa húmeda y hacemos, con las manos, pequeñas bolitas más o menos compactas que pondremos en un recipiente más plano, una al lado de la otra. No tienen que quedar perfectas, al hacerlas manualmente no nos quedarán todas iguales.

Llegados a este punto, tapamos los gnudi con sémola fina y el tiempo hará todo el trabajo. La ricotta al ser húmeda absorbe la sémola, dejando una capa externa de las bolitas que sella y hace que los Gnudi no se deshagan al hervirlos. Reservamos en la nevera durante al menos 8 horas (lo ideal es dejarlos reposar toda la noche y así están listos para hervir al mediodía siguiente).

Al día siguiente, los ponemos a hervir con agua caliente y sal. Ojo, porque se cocinan en 3 minutos. Al igual que los gnocchis cuando empiecen a flotar, debemos sacarlos de la olla.

La salsa la preparamos en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen y la mantequilla, cuando esta se derrita, añadimos 10 o 12 hojas de salvia fresca, dejamos cocinar durante unos minutos. Añadimos los Gnudis sin escurrirlos del todo (el excedente de sémola espesará la salsa de salvia). Saltearemos y añadiremos parmesano rallado y 10 gotas de limón. Rectificaremos de sal y serviremos en un plato. Antes de presentar el plato, añadiremos un poco más de queso parmesano, flores de salvia y un pelín más de nuez moscada.

Un consejillo, si queréis, podéis añadir espinacas frescas (hervidas y trituradas) a la ricotta, dentro de la masa antes de poner la sémola, así añadís más sabor.

Una delicia de receta, fácil y buenísima. Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerla, pensad que es la última tendencia en Italia.

Fotos de Filet pur, de Simon Hopkinson y de #comfortfood

 

 

 

 

 

Los quesos curados y la #lactosa

XK4O9975-bLa intolerancia a la lactosa es la incapacidad del intestino para digerir el azúcar presente en la leche y derivados. Tener intolerancia a la lactosa no significa eliminar todos los lácteos de la dieta. Cada vez más encontramos en el mercado, quesos sin lactosa elaborados a base de leche de soja, avena,… (vegetales) o quesos que mediante un proceso extra en la fabricación de quesos, eliminan el azúcar de la leche. Pero también hay otros tipos de quesos que de forma natural eliminan toda o gran parte de la lactosa que contienen, igual que los yogures. En los quesos curados, por ejemplo, podemos tener muy poca lactosa o prácticamente nada, hasta el punto de resultar fácilmente digestibles. La cantidad de azúcar que un queso curado tiene de media es de 0,5%, mientras que un queso fresco supera los 2 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

queso curado lactosa CBG

Concretamente, podemos observar en la información nutricional de cada queso el contenido en azúcares, y si éste es inferior a 0,5 gramos por cada 100 gramos de alimento, es un queso con muy bajo contenido en lactosa que seguramente será bien recibido por el organismo. de todas formas, depende de los efectos que tengáis y del grado de intolerancia a la lactosa, ante la duda, no lo comáis.

No todos los quesos curados maduran de la misma forma, mejor que la maduración sea artesanal, ya que su proceso es más lento, y el azúcar se convierte en grasa de forma natural. Cuando el queso se va secando, va evaporando el suero lácteo que es el que tiene la lactosa (azúcar) y se convierte en grasa de forma natural (como hace nuestro organismo con los azúcares que ingerimos, los acaba convirtiendo en grasa).

Testun al Barolo

Los quesos curados son los más recomendables para los que tienen un alto grado de intolerancia a la lactosa. Así quesos como el Parmesano reggiano madurado como mínimo durante 12 meses … o el Grana Padano de Bertoni, Bertozzi, Latteria Soresina … son algunos de los quesos, que un intolerante a la lactosa podría comer.

 

Nuetras fuentes:

http://www.directoalpaladar.com/espaciosinlactosa/todo-el-queso-que-puede-comer-un-intolerante-a-la-lactosa

http://www.vitonica.com/dietas/tener-intolerancia-a-la-lactosa-no-significa-eliminar-todos-los-lacteos-de-la-dieta

Fettuccine con setas y verduras, con soja y cúrcuma #receta

20160901_140931

Una receta muy completa, con los mejores productos italianos. Con la mejor pasta de Gragnano IGT, setas, verduras, condimentada con soja y cúrcuma. ¡No se puede pedir más! ¿no crees? Espero que te guste … ya me contarás!!!!

Ingredientes para 2 personas:

200g de Nidi FETTUCCINE 114 de LIGUORI

Medio calabacín

Media berenjena

2 zanahorias

1 vaso de caldo de verduras

2 cucharadas soperas de soja líquida

Media cucharada de café de cúrcuma en polvo

200 gramos de champiñones frescos o funghi champignon trifolati de ALIMENTIS

40 gramos de parmigiano reggiano BERTOZZI

Elaboración:

Primero lavamos y secamos las setas frescas. Las cortamos a láminas y las pasamos por la sartén con un pelín de sal. Dejamos que se cocinen tapadas, durante 8 minutos hasta que suelten toda el agua. Luego subimos de potencia el fuego y dejamos que se doren un poco. Reservamos.

Pelamos la berenjena y las zanahorias. Cortamos a dados pequeños toda la verdura. Ponemos en una sartén dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Cuando el aceite esté caliente, primero ponemos la berenjena y la zanahoria y cuando empiezan a pocharse, añadimos el calabacín. Cuando la verdura esté cocinada, añadimos las setas que hemos preparado antes y 2 cucharadas de soja, la media cucharada de cúrcuma en polvo y el vaso de caldo vegetal. Dejamos cocinar hasta que reduzca todo el líquido.

A parte, en una olla, ponemos a hervir los 3 nidos de Fettuccine con un poco de sal, esperamos 7 minutos y los sacamos. Añadimos la pasta cocida a la salsa y mezclamos bien. Añadimos un poco de parmesano rallado y volvemos a mezclar.

El resultado es sano y muy sabroso. La soja hace que no tengamos que añadir sal a la verdura, y la cúrcuma, además de ser una especia que colorea nuestras recetas sin aportar demasiado sabor, es un aliado perfecto para nuestra salud, es antiinflamatoria, protege a nuestro hígado y a nuestro corazón. Es además, un anti-cancerígeno comprobado. Por todo…. os recomiendo que hagáis esta receta. Es genial!

Si quieres profundizar sobre los beneficios de la cúrcuma, te aconsejo que leas este post: http://mejorconsalud.com/la-curcuma-una-especia-con-propiedades-milagrosas/

 

#receta Crema de calabaza y colas de Langostino #halloween

¿Pensando ya en Halloween? Yo sí!!!! Buscando, he encontrado esta vieja receta que a nosotros nos encanta, es un pequeño tentempié que servimos antes de empezar, resulta una bienvenida muy acertada en esta época del año. Los ingredientes principales son la calabaza y los langostinos (o gambas según sea tu elección), una mezcla muy otoñal y festiva que seguro que encantará a tus invitados. Apta para celíacos!!!!!

Espero que os guste!!!!!

CremaZucca_web

 

Ingredientes para 6 personas:

Crema de calabaza de Alimentis 300g

6 gambas o langostinos

75 ml de nata fresca Sterilgarda

Pétalos de parmesano (6 pétalos)

Pimienta negra, sal y aceite extra virgen de oliva

Unas ramitas de eneldo

Preparación: Limpiar los langostinos o gambas sacando la cabeza, la cáscara dejando sólo la cola y los intestinos (hilo negro que resigue toda la cola). Impregnar las gambas o langostinos con manteca de cerdo y dejar en una fuente durante unos minutos en un horno precalentado a 200 grados durante unos 4 minutos. Mientras tanto, preparar la crema de calabaza mezclándola con nata de cocina fresca, rectificar de sal. Poner la cantidad justa para que la crema se mantenga cremosa (no líquida). Con la ayuda de una manga pastelera verter una capa generosa de crema de calabaza en un vaso, a continuación, poner un pétalo de parmesano en cada vaso y la cola de gamba o de langostino. Decorar con pimienta recién molida negra, unas gotas de aceite de oliva extra virgen de oliva y una ramita de eneldo.

Servir la crema tibia y el langostino (o gamba) caliente.

Rápido y fácil no????  Pues no te imaginas lo bueno que está! Ya me contarás! 🙂

Receta original de Alimentis http://www.alimentis.it/ricette/

Tarta salada de polenta con setas y salchicha #receta

La tarta salada de polenta, es un plato original italiano delicioso,  ideal para abrir un almuerzo o cena, o perfecta para servir como segundo. En esta receta, la polenta se utiliza para cerrar un relleno sabroso y abundante a base de setas y salchicha. Una receta ideal para la época en la que estamos. Además es apta para todos los públicos, ya que la polenta no lleva gluten. Con la polenta descubrimos una gran alternativa a las masas de hojaldre tradicional y a la pasta Brise, una nueva manera de llevar a la mesa, uno de los ingredientes clásicos de la cocina tradicional italiana.

CROSTAT DI POLENTA GIALLOZAFFERANO

Ingredientes para una tarta de unos 27 cms de diámetro:

200 gr de POLENTA instantánea de De Cecco (harina de maíz)

Agua 800 ml

Aceite de oliva extra virgen

Sal q.b.

Pimienta q.b.

Queso Parmigiano reggiano rallado BERTOZZI para condimentar

Ingredientes para el relleno:

500 gr Setas mixtas (en este caso, porcini y champiñones congelados de ASIAGO FUNGHI), puedes hacerl esta receta con cualquier seta.

3 ramitas de tomillo y 3 ramitas de romero

Nuez moscada

1 diente de ajo

Mantequilla Occelli 40 g

Vino blanco 50 gr

salchicha de carne o carne picada de ternera SOLFIORE 450 gr

Para preparar la beschiamel:

Leche 400 ml

Mantequilla OCCELLI 40 g

Sal q.b.

Pimienta q.b.

40 gr de harina (si nuestra receta va a ser sin gluten, yo utilizaría el MIX PIZZA de NUTRIFREE)

Nuez moscada

Preparación:

1

Para iniciar esta receta, lo primero que debemos preparar es el relleno. Empezamos limpiando las setas, es aconsejable, no bañarlas en agua, las setas, debemos limpiarlas con un poco de agua y secarlas con un paño húmedo. Cortarlos a cuartos y dejarlos a parte en una sartén.

2

Cortar el diente de ajo y las hierbas frescas , sacar la tripa natural que envuelve la salchicha.

3

Deshacer la mantequilla en la sartén, añadir las hierbas trituradas y dejar cocinar .

4

Añadir la salchicha y dejar cocinar durante unos 10 minutos. Durante la cocción, añadimos un poco de nuez moscada y el vino blanco. Dejamos reducir.

5

Llegados a este punto añadimos las setas, rectificar de sal y pimienta. dejamos cocinar durante 15 minutos más a fuego lento (las setas se desprenderán de toda la humedad y la mezcla reducirá de tamaño), pasado este tiempo. lo retiraremos del fuego y apartaremos la mezcla para el proceder después a rellenar la tarta.

6

Preparamos ahora la beschiamel, en una olla, ponemos la mantequilla, cuando se derrita, añadimos la harina y la mezclamos con la ayuda de unas varillas hasta conseguir una mezcla homogénea y compacta. Después añadimos la leche previamente calentada, muy a poco a poco, haciendo que se mezcle con cuidado para no hacer grumos.

7

Condimentamos con una pizca de sal y nuez moscada, mezclamos enérgicamente. Cocinamos sin dejar de mezclar durante unos 15 minutos. Una vez terminada la añadimos a la mezcla de setas y salchicha.

8

Es hora de preparar la polenta. Veréis que es muy fácil, sólo deberéis seguir las instrucciones del envase que encontraréis en el paquete de De cecco. Poned el agua en el fuego, con un poco de sal y aceite de oliva, cuando hierva, añadimos la polenta y no dejamos de mezclar para que no se formen grumos (mejor con una cuchara de madera). Dejarla enfriar.

9

Mientras se enfría, ponemos mantequilla (para que no se pegue) en la base de una tartera de unos 27 cms de diámetro. Con la ayuda de una manga pastelera, cubrimos la base y los laterales con la polenta (haciéndolo así, nos quedará una base más regular de tamaño).

10

Ahora, ponemos el relleno en el interior y decoramos con la manga pastelera en forma de estrella. Se trata que parezca una pastel salado, es por ello, que queda muy apropiado hacer líneas transversales que se crucen a modo de rombos.

11

Espolvorear el queso rallado por encima. Hornear la tarta en el horno precalentado a unos 200ºC durante unos 45 minutos y 5 minutos a unos 250ºC en modo grill.

Consejos:

La tarta salada de polenta nos aguanta 3 días en nevera en una fuente cerrada herméticamente. Cuando deseemos comérnosla, la podemos calentar directamente en el horno. Mejor comerla caliente, en este caso, resaltan los sabores. Al relleno podéis añadir ricota salada mezclada con nata de cocina en vez de beschiamel.

Por cierto, dejamos en el aire dos ideas más para el relleno: salsa de tomate y salchicha de carne (fenomenal), o panceta y champiñones.

¡A disfrutar de la comida!

Receta de GIALLOZAFFERANO (este es el link a la receta original en italiano):  http://ricette.giallozafferano.it/Crostata-salata-di-polenta.html

Gazpacho de sandía #receta ideal

Quieres una receta fácil e ideal para combatir este calor? tenemos una que no te dejará indiferente, un Gazpacho de sandía con un toque muy especial.

GAZPACHO

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 gramos de sandía
  • 2 tomates maduros
  • 1/4 de cebolla
  • 1 pepino pequeño
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 50 gramos de pan duro
  • Agua fría
  • Aceite de oliva y vinagre de Módena
  • Sal y pimienta
  • 8 pétalos de Parmesano Reggiano DOP

Preparación:

Troceamos la Sandía y la pasamos por la batidora hasta conseguir que sea muy líquida, la colamos y reservamos. Cortamos los tomates, la cebolla, el pimiento, el pepino y el pan que habremos hidratado con agua.

Lo aliñamos con un chorro generoso de aceite de oliva,  vinagre, una pizca de pimienta, sal y lo ponemos junto con la sandía líquida dentro de la batidora. Llegados a este punto y sin dejar de mezclar, le vamos añadiendo agua, hasta que tengamos la textura que nos guste.

Rectificamos si es necesario con sal y pimienta, y guardamos en la nevera hasta el momento de servir. Decoramos con los pétalos de Parmesano Reggiano DOP y una hoja de menta fresca.

Fotografía: ruraldir