Pizzas ligeras pensando en la operación bikini

Ha llegado el momento de sacarnos los abrigos y la ropa de invierno, tenemos en mente el bikini, las camisetas de verano y es hora de ponernos a dieta para sacarnos esos quilitos de más. Ese momento ensalada, pollo plancha, verduras,… que nos parece tan monótono y nos aburre tanto…podemos alegrarlo y darnos el gusto de comernos una pizza. Eso sí, una pizza ligera. Ahí van algunas recomendaciones e ideas para no prescindir de uno de nuestros platos preferidos, LA PIZZA.

¿Cómo hacer una pizza ligera, teniendo en cuenta que sus ingredientes son básicamente calóricos? Ante todo, para empezar, es recomendable hacer masas con fibra y que el resto de ingredientes sean lo más naturales posibles. Si los ingredientes son en conserva, que sean de buena calidad y en lugar de estar en aceite que estén en agua. Si queremos ponerle embutidos, es preferible que tengan bajo contenido en grasa. La guinda a nuestra pizza la da la Mozzarella, que tiene un porcentaje alto de grasa. Por ello, y dependiendo de lo severo que sea nuestro régimen, las opciones son; o no poner mozzarella, con lo cual prescindimos del sabor de una auténtica pizza, o poner una buena mozzarella (fior di latte o 100% de vaca) pero poca cantidad, es decir 50 grs como mucho.

Te proponemos algunos productos que aportarán todo el sabor a tus pizzas.

Tomate:

Pizza Sauce al naturale Sazonada a nuestro gusto: agregando un 30% de agua, sal y albahaca u orégano. Para que sea más ligera no le añadimos aceite. Quedará muy bueno ya que es un gran tomate.

Mozzarella

Fior di latte Es totalmente natural, muy sana y de mucha calidad, por tanto, con poca cantidad rinde mucho.

Mozzarella 100% leche de vaca, da un buen hilado sin necesidad de poner demasiada cantidad.

Mozzarella de vaca Goldsteig de 125 grs. Romper la bola con las manos y dividirla en tres raciones. Te recomendamos poner esa cantidad sobre la pizza. Es un producto muy bueno y con mucho sabor.

Cremas de verduras de Alimentis para pizzas creativas

Se trata de unas cremas muy naturales. Te recomendamos incluir en tus pizzas, la crema de calabaza, la de Fughi Porcini y la de Alcachofa. ¡Los resultados son sorprendentes!

Verduras Típicas de pizzería

Alcachofas en agua

Champiñones en agua

Embutidos Solfiore

Te recomendamos el uso de la Bresaola (ternera) o del Speck (Cerdo). Son unas carnes muy magras con muy baja proporción de grasa, curadas de manera natural y muy aromática. Realmente complementan muy bien cualquier pizza. Se recomienda colocar sobre la pizza una vez salida del horno.

Trabajando con la bola de farro de Molino Spadoni que ya os presentamos en otro post, ahí van algunas combinaciones que sabemos que funcionan, estas son nuestras recetas!!!

PIZZA DE HARINA DE SPELTA (FARRO) CON TOMATE AL NATURAL, CHAMPIGNONES AL NATURAL, ALCAHOFAS AL NATURAL,  ALBAHACA FRESCA y MOZZARELLA FIOR DI LATTE.

PIZZA DE HARINA DE SPELTA (FARRO) CREMA DE CALABAZA, CREMA DE NUECES, MOZZARELLA FIOR DI LATTE y BRESAOLA.

PIZZA DE HARINA DE SPELTA (FARRO) CON CREMA DE FUNGHI PORCINI, SALSA DE TARTUFO,  MOZZARELLA FIOR DI LATTE y SPECK.

PIZZA DE HARINA DE SPELTA (FARRO), CON CREMA DE ALCACHOFA, CEBOLLAS JULIANA AL BALSÁMICO, TOMATE CILIEGINA SEMI SECCHI,  OLIVADA, FIOR DI LATTE y POR ÚLTIMO  BRESAOLA.

Buen provecho!!!

 

¡Harinas para bases de pizza saludables!

Nuevos alimentos que cumplen los tres mandamientos del siglo XXI: SALUDABLES, RENTABLES y ECOLÓGICOS

 

LOS CEREALES INTEGRALES

 

Hay una gran variedad de cereales que pueden proporcionar altos niveles de fibra para elaborar diferentes productos. El Farro o (Triticum dicoccum) es uno de ellos. Rico en proteínas y vitaminas A, B, C, y E, el farro tiene un bajo contenido de gluten y es de fácil digestión. A menudo se utiliza en sopas italianas y como un sustituto de arroz Arborio en la elaboración de risottos. Molido, es uno de los cereales más utilizados en la cocina italiana, ya que con él, elaboran pan, bases de pizza, e incluso pasta.

Este cereal es el más recomendado en la actualidad por sus características genéticas, y con una correcta manipulación industrial permite integrar muy bien la parte integral del grano en la fabricación de masas, sin sacrificar características organolépticas del producto final.

 

Las masas integrales, se elaboran con un alto porcentaje de fibra natural que proviene de diferentes cereales, estas harinas al tener un porcentaje mayor de fibra, aportan beneficios reales a nuestra salud. Estos beneficios son tan importantes, que en los últimos veinte años, ha habido un gran incremento de productos alimenticios que satisfacen estas necesidades en un mercado que cuida, cada vez más, su cuerpo y su salud. Es evidente que la fibra se ha hecho un espacio en nuestra alimentación y ha mejorado en muchos casos la calidad de vida de las personas.

 

Ahora bien. ¿En qué nos beneficia la fibra?

 La fibra ayuda a agilizar los procesos digestivos, regulando la absorción de los alimentos y facilitándonos la digestión, esto incide directamente en enfermedades tan comunes como la Obesidad, la diabetes, puede prevenir el cáncer de colon y el colesterol.

Un pan o una pizza elaborada con un alto porcentaje de fibra, se digiere más fácilmente y disminuye la absorción de los azúcares que provienen de  los carbohidratos de la harina. Todo ello ayuda a menguar la carga calórica del alimento que se está ingiriendo, llevando una dieta mucho más equilibrada y salulable.

 

LAS MASAS ELABORADAS CON SOJA

 


La soja o soya es un alimento originario de China, Japón y Corea. Y a comienzos del siglo XX (en la década del 20), occidente descubrió que podía utilizarse para la elaboración de quesos, y la harina se empezó a utilizar ampliamente en Europa y los Estados Unidos, como una fuente económica de proteínas. Durante las dos guerras mundiales, se recurrió a este cereal para poder compensar la escasez de carnes.

La soja contiene proteína de mejor calidad que la de origen animal; y los dos productos básicos que se obtienen son harina y aceite. La proteína de soja contiene los ocho aminoácidos esenciales, necesarios para el crecimiento humano – excepto durante la infancia – y es altamente digestiva.

El aprovechamiento de la soja aumenta considerablemente cuando se somete la leguminosa a tratamientos como inmersión, molido y extracción de la proteína por medio de agua caliente. Y resulta menor cuando se cocina mediante vapor o tostado.

Las proteínas proporcionan la materia que sirve para la formación y reparación de los tejidos del organismo, fundamentales para el crecimiento, desarrollo y conservación de la vida. Son el alimento básico de las células y proporcionan los materiales que constituyen los músculos, huesos, glándulas, órganos internos, sistema nervioso, sangre y otros líquidos del cuerpo, como así también la piel, el cabello y las uñas.

A parte,  ayudan a prevenir enfermedades importantes, como son:

  • Ayuda a disminuir el colesterol.
  • Disminuye la posibilidad de sufrir arteriosclerosis.
  • Disminuye la probabilidad de diferentes tipos de cáncer como  el de colon,  de mama, cáncer uterino, de próstata.
  • Además ayuda a evitar la osteoporosis,  diabetes y enfermedades del riñón.
  • También aporta un alto poder antioxidante, que ayudan a reparar y prevenir los daños celulares generados por la edad, la contaminación, etc.

 

A nivel de producto final en lo que se refiere a la pizza. Las masas elaboradas con un alto porcentaje de soja, son masas muy crujientes, suaves y agradables al paladar. Pero cabe destacar que para poder tener las características que permitan ser manipuladas por un pizzero, necesariamente deben contener un porcentaje de harina de trigo, lo cual no las hace aptas para celíacos.

 

Son ya muchos los productos de que disponemos para incluir la soja y los productos integrales en nuestra dieta, sin embargo en la cocina italiana faltaba un producto que permitiera incluir estos ingredientes sin sacrificar el gusto por comer una buena pizza. Digo faltaba por que la industria italiana y en este caso, Molino Spadoni,  ha desarrollado las bolas de pizza o pallinas congeladas con cereales que complementan al trigo y poco a poco se va poniendo de moda en las pizzerías italianas.

Oliver Balteo.

¡Pizzas para todos los gustos! Masa integral y de soja para pizza, listas para satisfacer las exigencias de los consumidores modernos.

El semi elaborado o “bola de pizza”, es un producto ultra congelado que permite adelantar el trabajo en el proceso de elaboración de una pizza. Este semi elaborado ya  está fermentado.

Cuando la bola está descongelada y adquiere la temperatura ambiente para su manipulación, las características de elasticidad y resistencia, son ideales para poderla trabajar y obtener una pizza fina, crujiente y deliciosa. Se recomienda utilizar la bola en un tiempo máximo de 48 horas después de haber sido descongelada, ya que pasado este tiempo puede perder su resistencia y dificultar su manipulación debido a que la fermentación continúa y se sigue transformando. Este producto puede estirarse de acuerdo a la agilidad del pizzero hasta 32cm de diámetro. También se puede utilizar para dejar las bases de pizza pre cocidas y en el momento del pedido pueden acabarse de preparar.

Molino Spadoni, el especialista en harinas desde 1923, ha realizado una nueva línea de bolas congeladas para pizza o semi elaborados, para uso profesional, ideales para las exigencias de los consumidores modernos.Una gama completa de semi elaborados ultra congelados especiales, de los cuáles de momento, hemos entrado en nuestro catálogo, la bola para pizza integral y la bola para pizza de soja.

 

 

Ingredientes: Harina de trigo tipo ”00”, agua, harina de soja, Pasta Madre, harina de sémola de soja, aceita extra virgen de oliva, harina de trigo malteado, sal, levadura y amilasa.

 

 

 

Ingredientes: Harina de trigo tipo”00”, agua, harina de farro integral, Pasta Madre, aceite extra virgen de oliva, harina de cereales malteados, sal, levadura y amilasa.

 

 

 

LAS BOLAS PARA PIZZA DE MOLINO SPADONI son cómodas y prácticas de usar, ya que el embalaje ha sido ideado para garantizar una gestión sencilla del producto, cada caja contiene 40 bolas, pero éstas están distribuidas en 4 bolsas de 10 unidades cada una.

. Proceso de descongelación que nos recomienda el fabricante, el proceso uso es muy sencillo, para descongelar la bola hay tres modalidades descritas en la etiqueta:

 

DESCONGELACIÓN A TEMPERATURA AMBIENTE:

Descongelar los bollos en la caja a temperatura ambiente (+22/25°C durante 8/10 horas), esperar la fermentación (3/4 horas) y seguidamente amasar normalmente.

DESCONGELACIÓN EN FRIGORÍFICO:

Descongelar los bollos dentro de la caja en el frigorífico (+4°C) durante 24 horas, hacer fermentar a temperatura ambiente (+22/25°C durante 4/5 horas) y amasar normalmente.

El producto descongelado no fermentado puede conservarse en el frigorífico a +4°C y utilizado en los dos días siguientes. La masa fermentada que se ha descongelado con este método puede guardarse en frigorífico a +4°C y usarse el día siguiente sin esperar ningún tipo de fermentación.

DESCONGELACIÓN RÁPIDA:

Las bolas pueden descongelarse también sumergiéndolos en agua caliente (+50°C) durante 12 minutos, en el interior de una bolsa de plástico. Sacar la masa de la bolsa y trabajarla normalmente.

 

En definitiva, nuestro objetivo es ofrecemos la diversidad para complacer todos los gustos y un proceso cómodo, rápido, limpio para ofrecer una pizza siempre perfecta, y con estos semi elaborados ultra congelados que nos ofrece Molino Spadoni, y que además van con la vida sana, ¡creemos que lo hemos conseguido!

Presentadas en la formación de clientes del día 22 en nuestra central y tubieron un éxito fenomenal, enlazamos con este post en facebook para ver las fotos.

¡Saludos a tod@s y buen puente si lo haceis!


 

Ha finalizado la formación para clientes que ha impartido Oliver Balteo en Ripoll. ¡Todo un éxito!

 

Como ya venimos haciendo desde nuestros orígenes hace más de 25 años, nos gusta presentar las novedades de nuestro catálogo sabiendo de primera mano lo que piensan nuestros clientes de ellas. Hoy en nuestra central en Ripoll hemos reunido 35 clientes que han tenido el gusto de probar estas últimas incorporaciones.

 

 

 

 

La primera parte de la formación la ha ocupado la pasta de la marca Surgital, de las cuales hemos probado el Giganti de Salmón, el lunette de foie, el Scrigni de Burrata y la pasta que ganó el premio Innoval en la categoría de congelados en la pasada edición de Alimentaria, llamada “I Revoluzionari”, donde la salsa está en el interior y que consta de tres pastas diferentes: Caciopepe, Gli Amatriciana y Carbonara.

 

 

A continuación hemos presentado las nuevas bolas congeladas para pizza de Molino Spadoni, estas han sido una verdadera sensación entre los asistentes, un descubrimiento que para algunos va a ser un èxito en sus futuras cartas. Se trata de la Bola de pizza integral y de la bola de pizza de soja, dos propuestas que apuestan por la vida sana y que resultan exquisitas.  De ellas, os hablaremos en un próximo post ya que nos gustaría profundizar, pero os podemos decir, que con ellas se puede satisfacer la exigencias de los consumidores más compremetidos con su salut y con el paladar.

 

 

 

 

Esta chica es una clienta que ha querido probar de amasarla para ver la diferencia con las bolas de pizza de harina normal.

 

 

 

 

 

 

 

Para finalizar hemos presentado las novedades en postres, destacamos una Torta Paesana de manzana ¡deliciosa! y unos postres muy sicilianos como son los cannoli y la cassata.

Todo ello, junto con la degustación del Moscato de Botter fresquito y un Lambrusco “Terre di Verdiane” de Ceci, ha hecho que esta formación haya sido un éxito de afluencia y de respuesta comercial.

 

 

 

Gracias a los asistentes por haber recibido las novedades con la misma ilusión que nosostros os las hemos presentado, por vuestra asistencia y vuestra implicación.