Oliver y sus desayunos en Módica, Sicilia.

De vacaciones a mis orígenes, con mi pequeña familia, me perdí entre las calles de Módica y degusté uno los productos italianos más desconocidos en España de la Gastronomía Siciliana, se trata de la Granita siciliana. Fjallraven Kanken 16L En el sur de Sicilia es fácil encontrar a la gente desayunando en las heladerías para tomarse la típica granita. asics femme pas cher Entre los sabores más clásicos, se encuentran el café, el limón, la fresa o la almendra (mandorle), eso sí, todas acompañadas del tradicional brioche siciliano (brioche col tuppo) recién hecho y que no puede faltar. Nike Pas Cher No se trata, sin embargo, de una granita convencional, su textura final acaba siendo tan cremosa, que da la sensación de estar comiendo helado. Air Jordan 6 Retro La granita di “mandorle” (almendras) es quizá la más tradicional y exquisita de todas. Nike Air Max Uptempo La increíble cremosidad, el intenso sabor a almendras y, sobretodo, el contraste frío/caliente con el tierno brioche… la hace sencillamente, sublime.

GRANITA DE PISTACHO

También tuve la oportunidad de probar la Cremolata de pistacho de Bronte con higos frescos y crujiente de pistacho, había que desayunar! Se trata de una variedad de granita con brioche a la que se le añade fruta fresca y frutos secos triturados. Nolan Ryan Jersey Estaba riquísimo!

La pastelería siciliana en general, además de los conocidísimos Cannoli sicilianos, nos ofrece una gran variedad de dulces. Amari Cooper Alabama Football Jerseys Muchos de ellos elaborados a base de almendras trituradas con azúcar y huevo, para mi gusto, destacan los Fiocchi di neve, los mucatolle rellenos de frutos secos con miel y la cassata siciliana, elaborada con bizcocho borracho con almíbar y aguardiente, relleno de ricotta dulce y cubierto de pastillaje con sabor a almendra y fruta confitada. nike air max pas cher Una delicia única y amada por los adictos al azúcar como yo!

FIOCCHI DI NEVE

CASSATA SICILIANA 2

Os iré contando más sobre este viaje y lo que descubrí en él.

Un saludo a tod@s. Nike Air Max 2017 Heren zwart   Más sobre Sicilia.

Cannoli Sicilianos, un postre para chuparse los dedos!

Originariamente, los cannoli se consumían durante el Carnaval de Sicilia, pero que han tenido tanto éxito, que se han convertido en el postre más popular y apreciado de esta isla mediterránea. Hoy día se comen durante todo el año.

Básicamente están formados por una envoltura de masa frita y crujiente, relleno con una mezcla de crema de queso ricotta, trocitos de chocolate o cubos de calabaza confitada. En los extremos se decoran con cerezas confitadas, naranjas confitadas, pistachos picados o chocolate.

En nuestro catálogo tenemos a vuestra disposición unos Cannoli realmente buenísimos, como hechos en casa y de la marca Torino pasticceria, pero si quieres hacerlos en casa, ahí va la receta!!!


Ingredientes para 24 unidades:

 

Para la masa de la galleta:

250 g de harina normal o harina de maiz (apta par celíacos)

30 g de azúcar

50 g de manteca de cerdo

5 g de chocolate en polvo amargo (apto para celíacos)

Una cucharada rasa de sal

Una cucharada rasa de canela en polvo

Una cucharada rasa de café en polvo.

1 huevo mediano

30 ml Vinagre de vino blanco

30 ml Marsala seco o prosecco.

 

Para el relleno:

750 g de ricotta de oveja fresquísima

300 g de azúcar

75 g de chocolate para fundir

 

Para decorar (en este caso):

Cerezas confitadas

Azúcar glas

 

Para cerrar los cannoli:

Una clara de huevo

 

Para freír:

1 L Aceite de cacahuete o manteca de cerdo. Si queremos rebajar calorías, podemos freír con aceite de girasol.

Preparación:

 

Antes de comenzar a preparar la masa de los cannoli, poner la ricotta en un colador para que empieze a drenar el agua sobrante y guardar en el refrigerador. Poner en un bol grande la harina, la sal, la canela, el café en polvo, el cacao y el azúcar. Añadir la manteca de cerdo, el huevo y el vinagre mezclado con el Marsala (1). Esta mezcla líquida debe agregarse lentamente, mientras vayamos amasando, ya que puede no ser necesario añadirla por completo, dependerá sobretodo de cómo absorbe la harina que se utiliza. Tenga en cuenta que la masa debe ser suave y elástica pero firme. Amase la mezcla durante al menos 5 minutos (2) sobre una superficie de trabajo, hasta que quede elástica, suave y homogénea (3) y luego envolver en papel film. Dejar en reposo durante al menos una hora en la nevera.

Ahora nos centramos en preparar la crema para el relleno: Coloca en un bol la ricotta bien drenada y añade el azúcar (4). Remueva suavemente los ingredientes sin insistir demasiado, cubrir el recipiente con film y coloque en la nevera durante por lo menos una hora más. Después de la hora indicada, tomar un tamiz muy fino, colóquelo en un recipiente y con la ayuda de una espátula aplaste la mezcla de ricotta y el azúcar hasta hacerlo salir (5) . Una vez que tenga una muy buena crema, añadir el chocolate (6) (o, si se prefiere, los cubos de calabaza confitada, como dice la tradición) guardarlo en la nevera en un recipiente con tapa.

Coger la masa para las galletas del cannoli y estirar hasta obtener una capa fina 1-2 mm (7) (se puede utilizar la máquina de estirar la pasta o usar un rodillo). Con un corta pasta redondo, de unos 9 cm Ø, cortamos 24 unidades ( 8 ) que alargaremos con las manos, formando óvalos (9).

Luego enrollar en unos cilindros de metal apropiados, teniendo cuidado de poner clara de huevo en los extremos (10) antes de apilarlos. Como alternativa a esta forma oval y para no manipular con las manos, también se puede utilizar un corta pasta en forma de rombo (11) y luego enroscar la masa fina en los cilindros metálicos (12).

Calentar la manteca de cerdo (o aceite) (13) en una sartén no muy grande a una temperatura de 170-180 ° (14) y luego freír todas las galletas. A continuación, poner sobre un papel absorbente para quitar el exceso de aceite y para que se enfríe por completo (15) antes de retirar los cilindros de metal.

Una vez frías, retirar el cilindro y rellenar con la crema de ricotta y chocolate (16) que hemos puesto previamente en una manga pastelera. Para completar los cannoli decoramos los extremos con cerezas confitadas (17) (también podemos poner cáscara de calabaza, naranja, chocolate o pistachos picados) y una generosa capa de azúcar glas (18).

Receta extraída de la web GIALLO ZAFFERANO:  http://ricette.giallozafferano.it/Cannoli-siciliani.html