Escapada a Italia para Fin de Año

Celebratory fireworks over Collosseo. Italy. Rome.¿Aún no tienes planes para mañana? Este post va para los más impulsivos, los de “a última hora”, para los que aún no tienen un plan especial para fin de año…¿qué os parece una escapada a Roma? Os damos en cuatro pinceladas algunos motivos por lo que recibir el año en el país vecino.

Desde el 8 de diciembre, día de la Inmaculada y durante todas las fiestas os podréis encontrar por la calles de la “Città Eterna” a los “zampognari”, personas que se visten como campesinos y que llenan las calles de música con sus “zampogni”, un instrumento antiguo de caña que se podría asemejar a la gaita. Esta tradición arraigada desde hace siglos, proviene de los pastores de Abruzzo que antiguamente viajaban hasta Roma en estas fechas recordando a los pastores que fueron hasta Belén. ¡Y hablando de Belén! Otra de las costumbres más arraigadas de Italia, que nació en ese país; el “presepe” (Pesebre en español). De ahí que también sea tradición, los impresionantes belenes en innumerables plazas como la Piazza del Popolo o la Plaza de San Pedro. También los podréis encontrar en diferentes Iglesias. Incluso la preciosa Toscana adquiere un aire muy navideño con los pesebres vivientes de ciudades como Florencia, Siena o Arezzo.

Mención aparte para la Piazza Navona que durante toda la Navidad se llena de color, tenderetes de adornos navideños y de gastronomía, tiovivos, atracciones, artesanía,…

Para la Nochebuena, la cena en familia y la Misa del Gallo son las costumbres más tradicionales para los italianos, que viven estas fiestas de una forma muy familiar. De echo existe un dicho italiano; “Natale con i tuoi, Pasqua con chi vuoi“, que significa, Navidad con los tuyos, Pascua con quién tu quieras. Esta noche del 24 de diciembre, tras la misa y junto a una taza de chocolate caliente, se desenvuelven los regalos al pie del árbol de Navidad. Justo es día por la mañana, los más pequeños descubren ilusionados al Niño Jesús en el belén, ausente hasta ese día.

¡Y por fin llegamos la Notte di Capodanno! En representación a la rica y variada cultura gastronómica del país, como no, la “Cena de San Silvestro” es motivo de encuentro familiar de la última noche del año. Después de comer y beber en abundancia, de comer turrones, Panettone y Pandoro e inumerables dulces, y coincidiendo con las campanadas de medianoche, es típico comer “Cotecchino con Lenticchie”, pata de cerdo con lentejas. Para los italianos, las lentejas son símbolo de buena suerte y dinero, ya que su forma redonda recuerda a las monedas. Además, cuándo éstas se ponen en remojo crecen y metafóricamente se considera una forma de atraer la buena fortuna. Así que cuantas más lentejas se coman, más suerte y dinero se tendrá. Ésta es una tradición muy antigua italiana. Se sabe que los antiguos romanos ya solían regalar para Fin de Año lentejas, asegurando así un año próspero y rico para aquel que las recibía. De hecho, si estáis en Roma el último día del año y aún no tenéis las lentejas, ¡os va a ser difícil encontrar un solo tarro en cualquier supermercado!

imagesCAU00VV5

 

 

 

 

 

 

 

Foto del blog de recetas GialloZafferano, http://www.giallozafferano.it/ricerca-ricette/zampone+con+lenticchie  ,donde podréis encontrar muchas recetas de este plato típico Italiano.

Después de las lentejas se brinda con Prosecco y empieza la fiesta fuera de las casas bajo una lluvia de fuegos artificiales y con música y conciertos en directo en muchas de las calles romanas. Desde siempre Italia ha sido uno de los países de Europa con mayor cantidad de fuegos artificiales durante las fiestas de Navidad. Se dice que se trata de una tradición heredada por Marco Polo, mercader y viajero Veneciano, quién al llegar a la antigua china y descubrir la pólvora, descubrió también que mezclándola con sustancias colorantes se podía utilizar tal y como la conocemos, como elemento de festejo.

Otra costumbre, como en muchos otros países incluido el nuestro (en algunas zonas), es regalar lencería roja a las mujeres, que deben llevar puesta la noche de fin de año, también como símbolo de buena suerte.

Y nos dejamos para el final, una de las costumbres milenarias más sorprendentes y puede que menos conocidas, muy arraigada en el sur de Italia; en regiones cercanas a Nápoles los habitantes del lugar, al llegar las 12 de la noche, tienen por costumbre tirar por los balcones y ventanas los trastos viejos, muebles, ropa, vajilla, … todo lo que esté en desuso, como símbolo de renovación para despedir lo antiguo y dar paso a lo nuevo. Se dice que de esta tradición podría venir la conocida frase “tirar la casa por la ventana”.

O sea que ya sabéis, si os decidís por despedir el año en Italia, prepararos para alegraros la vista y el alma, con los mercadillos, la música, la gastronomía, los fuegos artificiales,… Acordaros de comprar las lentejas con antelación y por si acaso la botella de Prosecco. Ah! Y las chicas no os olvidéis de la ropa interior roja! Por último, si os da por visitar el sur, poneros a salvo, eso sí con la copa de Prosecco en la mano para brindar por el nuevo año.

Hemos utilizado diversas fuentes para confeccionar este post, principalmente www.enorama.com, http://blog-italia.com, www.diariodelviajero.com, www.skyscanner.es y como no, el conocimiento de primera mano de nuestros compañeros italianos que con pasión nos cuentan las tradiciones de su país.

¡FELIZ AÑO NUEVO PARA TODOS!

2015