Cambio en la legislación del Lambrusco en Italia.

Colores del vino negro

Para entender  los cambios, hay que tener en cuenta que hasta ahora el Lambrusco no tiene la D.O.C o la D.O.C.G  con lo cual la uva Lambrusco puede ser cultivada y trabajada fuera de la región de la “Emilia Romagna” que es la tierra de donde en principio tiene que ser originario este tipo de vino.

Otra cosa importante  a tener en cuenta es que la producción consta de 2 fases:

  1. Primera Fase: Se recogen las uvas lambrusco, se prensan  y se refina el “mosto”, al final de este proceso tenemos un vino “Fermo” o sea no espumoso.
  2. Segunda Fase: El mosto pasa a través de un procedimiento llamado “SPUMANTIZZAZIONE” para “gasificar” el vino, esta fase dura como mínimo 3 semanas más. Terminada esta fase tenemos el Lambrusco espumoso que conocemos, que puede ser embotellado y comercializado.

Hasta la vendimia del 2012, la legislación Italiana  permitía que la segunda parte de la producción pudiera hacerse fuera de la región de donde se ha cultivado y recogido la uva. Es  muy frecuente que cantinas grandes cultiven muchas cantidades de uva Lambrusco fuera de la “Emilia Romagna” y que solamente completen  la primera fase de producción.  Terminada la primera fase estas cantinas venden el mosto en cisternas a terceras cantinas que se ocupaban de llevar al cabo la segunda fase de la producción y luego lo embotellaban con su marca.

Ahora, a partir de la vendimia de este año 2013, la legislación  ha cambiado para intentar proteger más los productores “auténticos” de Lambrusco y evitar estas “trampas”. Con la añada 2013 las dos fases de la producción se tienen que llevar a cabo obligatoriamente en la zona autóctona, donde la uva viene cultivada y recogida.

Esta nueva situación, nos pondrá frente a un panorama distinto:

  • La mayoría de los productores que solamente hacían la primera fase de la producción, no están en estos momentos, preparados para hacer la “spumantizzazione” del mosto ya que es un proceso complicado y que necesita mucha maquinaria e inversión.
  • Los productores que  si están preparados para hacer las 2 fases de la producción,  tampoco podrán vender el producto en cisternas a terceras cantinas una vez completadas las 2 fases, ya que el trasporte en cisternas de vino espumante es muy complejo y no se hace.
  • Estas cantinas “terceras”  tendrán que comprar el Lambrusco acabado (ya embotellado y etiquetado) a otras cantinas o hacer inversiones muy grandes para comprar cantinas que puedan producir y embotellar sus marcas.
  • Esta ley conllevará que los que tienen campos cultivados de uva “lambrusco” y no puedan hacer todas las fases de la producción,  seguramente tengan que utilizar estas uvas para producir vinos comunes de mesa.
  •  En definitiva, para el próximo año, tendremos más vino común en el mercado italiano (los precios tendrían que ajustarse más) y menos lambrusco (los precios pueden subir más)
  • Muchas cantinas que hasta el momento se aprovechaban de poder comprar el mosto en cisternas y acabar de hacer la “spumantizzazione” y el embotellamiento con su marcas fuera de origen, ya no podrán hacerlo, lo único que podrán hacer es comprar el producto acabado y embotellado de las cantinas realmente productoras de Lambrusco.
  • Grandes superficies españolas que hasta ahora podían comprar el lambrusco a precios muy competitivos directamente a cantinas españolas que lo importaban en cisternas y lo embotellaban  en España, aprovechándose de que la legislación lo permitía, tendrán que buscar soluciones alternativas con Lambruscos verdaderos o comercializando, en lugar de lambrusco, un vino espumoso con un nombre de “inventado”.

Riunite, una de las cantinas italianas más importantes productoras de Lambrusco y situada en la Emilia Romagna, augura que se abre una nueva etapa del Lambrusco, hay que ver cómo reaccionan las cantinas que antes hacían sus marcas propias comprando el vino en cisternas y embotellándolo, nos comenta que ha notado un incremento de cantinas que le piden producto acabado con marca propia y espera que esta legislación ayude a los productores “autóctonos” limitando en el mercado vino, que lleva el nombre de Lambrusco de manera impropia.

Nuestro responsable de Enoteca, el Sr. Roberto Fazzina, tiene la certeza que con este cambio de legislación se va a garantizar la calidad del LAMBRUSCO y además el “Made in Italy” que en este producto no era una condición indispensable, ahora sí que lo es y por tanto Italia gana la partida y se adjudica un logro que ya era suyo. Nos alegramos sinceramente, es un paso adelante hacia la calidad y el control de un producto muy desvirtuado en el mercado.

Si quieres saber más, te recomiendo este post donde hablamos del LAMBRUSCO, sus denominaciones de origen y sus características. http://www.cbg.es/blog/2013/08/16/la-espuma-italiana-el-conocidisimo-lambrusco/

Un saludo a tod@s!

La espuma italiana; el conocidísimo LAMBRUSCO!!!

OTELLO 1813 CBG detallada

Si hablamos de la Emilia Romagna, tenemos que hablar de Bolonia o Bologna (como se escribe en italiano) ya que es su capital. Está situada en el norte del país, entre el río Reno y el río Sávena, muy cerca de los Apeninos. Es una de las ciudades históricas mejor conservadas y tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, después del de Venecia.  Esta histórica ciudad presenta un clima continental y no goza de la influencia del mar, por tanto, sus inviernos son rígidos y sus veranos secos y calurosos. Es una ciudad que os animo a conocer, por sus riquezas, su historia y su gastronomía.

Hablando de placeres … de esta zona nace el LAMBRUSCO otro clásico de la gastronomía italiana. De este vino existen cuatro denominaciones de origen: Lambrusco Grasparossa di Castelvetro, Lambrusco di Sorbara, Lambrusco Salamino di Santa Croce, y Lambrusco Reggiano, cada uno de los cuales se corresponde con diversas variedades de la uva del lambrusco. El Lambrusco es un vino espumante y dulce con un fuerte sabor a fruta y bayas. También puede encontrarse seco en boca. El dulce tiene en la etiqueta la palabra Amabile y el seco pondrá secco.

lambrusco negre

Los lambruscos artesanales suelen ser muy buenos. Hay múltiples ejemplos, nosotros os podemos hablar de uno de nuestros fabricantes;  Cantine Ceci, que elabora verdaderas obras de arte para nuestro paladar. Además, también visualmente, esta bodega se define por tener muy buen gusto a la hora de escoger el diseño y la imagen de sus botellas y etiquetas. Un buen lambrusco puede oscilar entre 7-15€, de menos de este precio, estaríamos hablando de una calidad mucho inferior.

OTELLO 1813 CBG

Destacamos el Otello 1813, un Nero di Lambrusco muy premiado que conmemora  el nacimiento del gran compositor y músico Giusseppe Verdi  y que ha sido muy preciado por su excelente bouquet. Este lambrusco después de su fermentación se deja reposar hasta Diciembre-Enero, de modo que se purifica de forma natural de sustancias impuras. Después de este proceso, viene inmerso en cisternas isobáricas termo acondicionadas, dónde el vino adquiere la espuma, es decir la efervescencia (durante 3-4 meses). Su graduación alcohólica es de 11,5% vol. y debería servirse entre 8 y 10 grados para poder saborear todas sus particulares características.

Resulta óptimo con embutidos extraordinarios como el culatello o el jamón de Parma y con y con el Parmigiano Reggiano. Ideal para primeros y segundos platos típicos de la cocina de la zona de la Emilia Romagna, como la lasaña.