Por si deseas decir “te quiero” con un Pétalo #Bottega

PROMO DISTRIS PÉTALOBuenas tardes a tod@s. A las puertas de ese día en el que demostramos (más si cabe) lo mucho que queremos a nuestras parejas…. tenemos la solución para que seas un poco más original y puedas, en vez de flores, regalar sólo un Pétalo!!! ¿Qué te parece? ¿Te lo explico? ¡La gran ventaja es que lo disfrutaréis los dos!!!!!

¡Distilleria Bottega tiene la solución! Regala sólo un Pétalo y brinda por lo que tenéis … acompaña ese brindis de un detalle y a tu pareja, le parecerá lo más romántico del mundo!

Este vino es un Moscato espumoso, elaborado con uvas llamadas Colli Euganei. En la zona de la provincia de Padua el cultivo de rosas es generalizado, por lo que durante el período de floración las abejas transmiten a las uvas la delicada fragancia de esta flor. Por ello este vino se caracteriza por las características inequívocos de rosa y evoca la imagen de los pétalos, representado en la etiqueta.

Enlaces de interés:

http://www.bottegaspa.com/it/prodotti.php?catalogo=DIST_BOTT

Tagliatelle con tinta negra, salteoado de calamar, huevo escalfado y holandesa.

 

 

Día internacional de la mujer y mi pequeño homenaje.

Hablando de vinos italianos con alguien que no se dedique a este tema, si le preguntas qué vino italiano conoce, te contestará, sin pensar, el LAMBRUSCO. De hecho, encontramos lambrusco en cualquier colmado. Aunque están cambiando las cosas y se está poniendo de moda otro vino que a mí me parece excelente, aunque hay que buscarlo un poco mejor, es el Moscato. Aunque yo no tenga un paladar cultivado ni educado para apreciar las características organolépticas de un buen vino, sé distinguir entre algo que me gusta y algo que me gusta mucho! Por ello, y pensando en todas las amigas, compañeras y mujeres anónimas que hoy quieran hacerse un homenaje, y aprovechando que hoy es un día especial para todas nosotras, me siento inspirada para hablaros de unos de los vinos que más me gusta, el Moscato d´Asti DOCG de Batasiolo, Bosc dla Rei.

Los viñedos donde nace este particular vino, están situados en el norte de Italia, en la región del Piemonte. Este viñedo, en particular, se encuentra en el Beni di Boscareto en la región de “Serralunga d’Alba”, en la província de Cuneo. Un lugar privilegiado ya que en esta zona se encuentran las mejores trufas blancas del mundo, con denominación de origen y también las queserías artesanas  donde su máximo exponente es uno de nuestros proveedores, Beppino Occelli.

El Moscato es un vino blanco, parcialmente fermentado y con abundantes residuos azucarados, se caracteriza por su color amarillo pajizo con reflejos dorados, su aroma intenso y típico, su sabor pleno y persistente, por su suavidad y su sabor aromático.

La variedad de uva es 100% Moscato bianco. El viñedo tiene 15 años y está situado a una altitud de 380- 410 m.sobre el nivel del mar y con una densidad de 3.500 viñas por hectárea. El terreno es calcáreo y seco por tanto, el vino final resulta corposo, con un alto contenido de azúcares, mucha intensidad y variedad de aromas. Su vendimia se realiza a finales de Setiembre, cosa que permite que la uva se madure al sol durante los meses de verano. Su vinificación se produce con la recogida en cajas de 20 Kg para respetar al máximo la integridad de las uvas y posterior realización del mosto que se enfría a 0ºC y así se conserva hasta un mes antes de su embotellamiento. A este punto se realiza una lenta fermentación, hasta conseguir un grado alcohólico de 5,5% Vol. que es cuando se embotella.
Color: amarillo paja. Perfume: muy intenso, con notas muy marcadas a fruta madura. Sabor: Lleno, muy corposo gracias al grado de maduración, con un retrogusto que nos reconduce al perfume que es muy persistente y agradable.

Su maridaje: Sus características se ven particularmente resaltadas si se consume acompañado de pastelería seca, crema o dulces frescos. Pero yo lo considero óptimo para cualquier momento del día aunque no vaya acompañado de nada sólido. La temperatura de servicio ideal es de entre 6º y 8º.
Espero que cuando lo probéis me expliquéis vuestras sensaciones. ¡Os deseo el mejor homenaje para todas vosotras!

Piemonte ¡para sentirse como un auténtico rey!

Piemonte es historia y memoria, arte y cultura, leyenda y tradiciones. Un patrimonio incalculable y lleno de fascinación que se articula entre ciudades, pueblos, abadías, castillos y fortificaciones abrazando sugestiones seculares, vistas de cuentos de hadas, paisajes con una gran fuerza evocadora y unos habitantes con una clara vocación productiva e innovadora.

Una tierra en la que el amor por el buen hacer ha modificado a través del tiempo el paisaje de las colinas y ha llevado a las mesas productos genuinos y de calidad. Entre las variedades de vino los más destacados son el Barolo, el Barbaresco y el Moscato d’Asti. De nuestro catálogo, destacamos como excelentes representantes de esta región, la Cantina Batasiolo, los quesos de Beppino Occelli y las Trufas de Alba de Urbani, todos conocidos y premiados  por sus productos.

Es la región más grande de Italia después de Sicilia y está dividida en 8 provincias (Torino, Alessandria, Asti, Biella, Cuneo, Novara, Vercelli y Verbania), entre otras ciudades piamontesas cabe destacar Alba, conocida por sus trufas, con el casco antiguo medieval y sus “cien” torres, la “barroca” Casale Monferrato o Cherasco con una muralla del siglo XVI, definida por Napoleón Bonaparte como la “franja más bella de Italia”; y también Biella y las ciudades de charme de la provincia de Torino, sin olvidar los numerosos burgos y los pequeños municipios en los que sobreviven antiguas tradiciones que ofrecen panoramas y horizontes sugestivos a todo el territorio de la región.

Con sus 160.000 hectáreas de áreas protegidas, ofrece la posibilidad de conocer paisajes únicos y hábitats típicos del territorio alpino, de colina y llanura. El 41% del territorio se caracteriza por tener imponentes cadenas montañosas con localidades para el esquí de fama internacional, mientras el restante 59% está dividido entre colinas y llanura (es el principal arrozal de Europa). Limita al Oeste con Francia, al Norte con Suiza, al Noroeste con el Valle d’Aosta, al Este con Lombardía, al Sudeste con Emilia Romagna y al Sur con Liguria. Entre las Áreas tuteladas, destacamos los dos Parques Nacionales: el Gran Paradiso, la Val Grande y el área nororiental ocupada por el Lago Maggiore y el Lago d’Orta, joias naturales paisajísticas y dignas de contemplar.

Las quince Residenze Reali son la síntesis ideal de arte, cultura y paisaje, reconocidas por la UNESCO como “patrimonio de la humanidad” en 1997, representan una riqueza artística y cultural no sólo para la región, sino también para toda Europa. Interesantísimo redescubrir los recorridos de los peregrinos medievales, éste puede resultar un modo alternativo para visitar el territorio, el Piemonte – desde siempre puerta de acceso hacia Europa – caracterizado por sus numerosas y antiguas abadías e iglesias, y por los siete Sacri Monti, también éstos, desde 2003, en la lista de la UNESCO. Un patrimonio cultural compuesto por residencias y jardines históricos, castillos, fortificaciones y por más de 400 museos.

La tradición enogastronómica de Piamonte goza de renombre internacional, tanto que en las clasificaciones de los restaurantes y en las guías de sector, la región ocupa siempre los primeros lugares. Un éxito que se debe a la habilidad de los cocineros, maestros en mezclar los sabores de la tradición con los de la nueva cocina, pero también a la certificada calidad de los productos piamonteses. Territorio y cocina son un binomio indivisible que contribuye al mantenimiento de la identidad de una tierra y de su pueblo. La riqueza de productos típicos piamonteses permite degustar óptimos platos a base de arroz, trufas, quesos, carnes …todo acompañado por una amplia gama de hortalizas frescas. Cada plato puede ser acompañado, a parte de aguas minerales de varia naturaleza y composición, también por vinos secos o dulces; tintos, rosados, blancos, pero siempre de óptima calidad. El 80% de los vinos de Piamonte goza, de hecho, de las certificaciones DOC (denominación de origen controlado) y DOCG (denominación de origen controlado y garantizado). Para los amantes de la cerveza, una gran oferta de locales y pequeñas cervecerías distribuidas por todo el territorio permite catar productos artesanales de elevado nivel.

Hoy en este post, te proponemos que conozcas esta región a través de la ruta del Barolo, ya que consideramos que engloba toda la esencia de esta región. Recorrer esta ruta entre las localidades donde se produce el Barolo es como realizar un viaje por los sentidos – el gusto y el olfato -, que lleva a descubrir lugares significativos para la historia y la identidad de un territorio, a través de un paisaje de colinas y viñedos, iglesias rurales, castillos y tradiciones aún vivas.

Para empezar destacamos las características genuinas de esta variedad de vino. El Barolo se produce con la uva Nebbiolo madurada en la zona de Langhe. Este vino tiene un color rojo granate con reflejos anaranjados, un aroma característico, intenso y agradable, seco, pleno, robusto y aterciopelado.
Debe tener un contenido de alcohol de al menos 13 grados y una edad no inferior a 3 años (incluyendo al menos dos en madera de roble o castaño) y acompaña de manera óptima los platos de caza (faisán y liebre) – asado carne – queso sabroso – platos trufados.

La Zona DOCG del Barolo se agrupa en un área que reúne los 11 términos municipales que comprende: Barolo, Castiglione Falletto, Serralunga d’Alba y parte de las localidades de Cherasco, Diano d’Alba, Grinzane Cavour, La Morra, Monforte d’Alba, Novello, Roddi y Verduno.

Nuestra ruta empieza en Verduno, localidad que cuenta con uno de los panoramas más espectaculares de la Langa. Aquí, además del Barolo, se produce también el Pelaverga, un tinto perfumado exclusivo de esta zona. A pocos pasos se encuentra La Morra: en la placita del pueblo se encuentra el monumento al Vignaiolo d’Italia (Viñador de Italia) y, un poco más allá, sommeliers, aspirantes enólogos o simples curiosos no pueden perderse la “Cantina Comunale” (Bodega Municipal), inaugurada en 1973 por los cultivadores de viñas de La Morra. Esta localidad con más de 680 hectáreas de superficie cultivada con vides, de las que 383 están reservadas al Barolo DOCG, es uno de los municipios con mayor extensión productiva, más del 30% de la producción entera. Allí  radican 230 empresas registradas, y en este mismo lugar, tan agraciado además por su belleza natural, la Cantina Batasiolo ha ubicado también la base operativa de su Empresa.

Por otra parte, en la aldea Annunziata, se puede visitar el complejo románico-barroco del antiguo convento benedictino, ahora Chiesa dell’Annunziata y, en las bodegas se encuentra el “ Museo Ratti dei Vini d’Alba ” (Museo Ratti de los Vinos de Alba). De plaza en plaza. La de Roddi está considerada una de las más bellas del Piemonte. Aquí se encuentran la Chiesa dell’Assunta, con fachada del barroco tardío y el castillo medieval, construido en una posición que domina el valle del Tanaro. En Novello, patria de la trufa blanca, encontramos el castillo neogótico espléndidamente reformado desde el que se puede disfrutar de una espléndida vista sobre las Langhe y el valle del Tanaro. A pocos kilómetros se encuentra Cherasco, la ciudad con “mura stellate” (murallas en forma de estrellas).Aconsejamos a los coleccionistas visitar Cherasco donde tiene lugar uno de los mercados italianos más importantes dedicados a las antigüedades, por no mencionar a los golosos que en las pastelerías del centro pueden adquirir los típicos “Baci di Cherasco” (Besos de Cherasco) de chocolate o avellana. Relacionada con la historia de la Resistencia piamontesa encontramos Monforte d’Alba, donde el párroco Dallorto se entregó a los “repubblichini” a cambio de que no quemaran el pueblo. Elegante con el perfil digno de un grabado del silo XIX es el castillo de Grinzane Cavour, que domina uno de los paisajes más pintorescos de la Langa. Construido alrededor de la torre central, alberga desde 1967 la “ Enoteca Regionale Piemontese Cavour ” (Bodega Regional Piamontesa “Cavour”), un prestigioso escaparate para los más exquisitos vinos y aguardientes del Piemonte. A poca distancia de la viña del conde Benso di Cavour, existen las hileras de Diano d’Alba, especializada en la producción del Dolcetto d’Alba, un vino joven y armonioso, de color rubí, con un sabor seco, afrutado y agradablemente almendrado. Superada Serralunga, se llega hasta Castiglione Falletto, tierra de orígenes antiguos que en verano festeja los “vini delle stelle” (vinos de las estrellas), con degustaciones, cocina langarola, paseos nocturnos y disertaciones astronómicas. El recorrido termina en Barolo, donde pueblo y vino son una sola cosa. Aquí, en el castillo, se puede visitar la Enoteca Regionale del Barolo” (Bodega Regional del Barolo) y el “Museo Etnografico Enologico” (Museo Etnográfico Enológico) y saborear relajadamente un buen vaso de Barolo.

¡En el fondo, basta poco para sentirse como un auténtico rey!

Nuestra fuente http://www.piemonteitalia.eu/

Para San Valentín, no necesitarás un ramo de rosas, te bastará con un Pétalo.

En unos días vamos a celebrar el día de los Enamorados. Esta festividad goza de mucha popularidad sobre todo en países de habla inglesa como Estados Unidos y Gran Bretaña pero también en buena parte del continente europeo. Igual que hicimos en Navidad, enfocaremos el tema en Italia para acercaros a sus tradiciones y para aconsejaros lugares dónde podéis ir con vuestra pareja en un día tan especial.

 

Para empezar, es importante realizar un breve resumen en cuanto a la historia del Santo. Sabemos que era un sacerdote que nació en Roma a mediados del siglo III y que murió en el 270, martirizado  por el emperador Claudio II temiendo una rebelión del ejército romano y de los paganos. Hoy en día, sus restos están en la Basílica de San Valentín en Terni donde cada 14 de Febrero se celebra un acto conmemorativo por parte de miles de parejas que desean unirse en matrimonio al siguiente año.

Actualmente en Italia, muchas mujeres se levantan exaltadas durante la noche antes del amanecer y se sitúan frente a la ventana de sus casas esperando a que un hombre pase por allí. Esto se debe a una antigua leyenda (plasmada por el dramaturgo William Shakespeare en Hamlet), que cuenta,  que el primer hombre que pase, se casará con ellas durante ese mismo año.

Si queréis pasar unos días en Italia durante estas fechas, os aconsejamos viajar directamente a Verona, escenario de la historia de amor más famosa del mundo, aquella entre Romeo y Julieta, es la ciudad perfecta para visitar durante el día más romántico del año: el día de San Valentín. “Verona in Love: Si amas a alguien, tráelo a Verona”, es el slogan con el cual la ciudad invita a todos los enamorados a celebrar de forma monumental toda la magia y la poesía del amor con una cantidad de eventos para todos los enamorados que la visiten.

En la Piazza dei Signori se coloca un mercado temático, llamado “Un cuore da scoprire” con pequeñas tiendecitas colocadas en forma de corazón, espectacular vista desde el cielo. Allí dentro, se ofrecen conciertos y espectáculos con la particularidad de contar con una intensa lluvia de corazones con mensajitos de amor, llamada Soffi d’Amore. De hecho será en el Mercado Viejo donde se desarrollará una de las actividades que más han calado, el “Sigillo d’amore”. Consiste en rellenar en el formulario online de la página oficial de la oficina de turismo de Verona con los nombre de la pareja para luego recoger durante los días del evento un manuscrito escrito con caracteres góticos y estampado con un timbre donde podremos ver escritos nuestros nombres, para testimoniar y llevarnos un recuerdo de nuestra estancia en Verona.

Venir a Verona en San Valentín puede ser la excusa genial para visitar algunos de los símbolos de la ciudad, como la casa y la tumba de Julieta, las calles medievales o el fascinante anfiteatro de la ciudad.

Y si os apetece caminar por las calles, quedaréis impactados al observar que toda la decoración está basada en el amor (como por ejemplo lámparas rojas con formas de corazón), es la ciudad roja por unos días. Un dato adicional para que tengáis en cuenta, todos los restaurantes y bares de la zona participan de la oferta de “dos corazones en la mesa”, con veladas románticas y platos afrodisíacos.

Más información del “Verona in Love” Consorzio Verona Tuttintorno – Tel. +39 045 8009461 info@veronatuttintorno.it – www.veronainlove.it

Para celebrar  un día tan especial, en nuestro catálogo  CBG  ENOTECA  disponemos del Pétalo “ el Vino del Amor”, de Bottega. Se trata de un vino blanco espumoso y dulce, elaborado con uva Moscato y con una graduación alcohólica de 6,5% vol.

Es un vino fresco y fragante producido en Pádua, una zona famosa en Italia por el cultivo de rosas, que durante la época de floración, que coincide con la de las viñas, transmite los aromas típicos de estas flores embriagando los viñedos, de ahí el nombre del vino.

Se recomienda servirlo a 6/7ºC para atrapar todos sus aromas y su sabor.

Un producto ideal para cualquier ocasión, aunque CBG te lo recomienda para momentos especiales y románticos, ideal para el aperitivo o para acompañar tus postres.

 

SICILIA: Un derroche de personalidad y un paraíso que besa el Mediterráneo.

Para el viajero es una tierra fascinante, por su historia, por sus paisajes, por sus aguas cristalinas, por sus más de 1000 quilómetros de costa, por su gastronomía, por sus vinos y por su  gente. Si Sicilia fuera un ser divino, sería una diosa griega: poderosa, en ocasiones castigadora, casi siempre protectora, un punto orgullosa y ciertamente seductora.

Sicilia es la mayor isla del Mediterráneo y está separada del continente mediante el estrecho de Mesina. Región montañosa de por sí, la costa de Sicilia y sus pequeñas islas se encuentran al pie de varios volcanes, entre ellos el Etna, el Stromboli y el Vulcano. Griegos, romanos, normandos y catalanes dejaron huella en la isla, en forma de palacios bizantinos, castillos góticos y ornamentaciones barrocas. La mayoría de las poblaciones principales poseen interesantes museos, pero el Etna y los templos helénicos de Agrigento proporcionan una experiencia realmente única. Además, cabe destacar la belleza de las islas más pequeñas que rodean Sicilia: los archipiélagos de las Islas Eolias a nordeste, las Islas Egadas al oeste, las Islas Pelagias al suroeste, y las islas de Pantelleria al sur y Ustica al noroeste.

Tiene como capital Palermo en el Norte de la isla, habitada por más de cinco millones de personas: esto hace de ella, a pesar de sus grandes dimensiones, la isla más densamente poblada del Mediterráneo después de Malta.

La cultura siciliana presenta la característica particular de encontrarse en un contexto apartado de la realidad italiana, expresándose a veces como una identidad distinta.

La Gastronomía de la isla está estrechamente unida a la historia y cultura siciliana, así como con la vida religiosa e espiritual. Se trata de una cultura gastronómica regional, compleja y diversa, que muestra claramente la contribución de las culturas que se establecieron en Sicilia en el transcurso de los dos últimos milenios. Se tiene, por ejemplo, la contribución alimentaria de la antigua Grecia mediante el “Monsù” de las grandes cocinas nobiliarias, pasando por los dulces de plena influencia magrebí y de las especialidades hebreas. En la cocina siciliana destacan sobre todo, las verduras. El civu es un clásico (alcachofas con anchoas de Agrigento), el arancini (arroz con guisantes, carne, jamón y queso) o las sardinas rellenas de piñones y pasas. Y entre los postres, aparte de los clásicos helados italianos, los cannoli rellenos de ricotta.

Las conocidas salinas de Trapani (en el oeste de la isla),  desde donde se extrae desde la antigüedad una finísima sal marina, hacen que sea un ingrediente especial de la cocina siciliana. Otras especias y hierbas aromáticas empleadas con frecuencia son: la albahaca, perejil (prezzemolo), menta, laurel, romero, salvia, etc. se emplea además el jazmín, los piñones, las uvas pasas, almendras, pistachos, etc. Es frecuente la preparación de muchos platos con sabores agridulces.

De clima cálido y con veranos calurosos debido al viento llamado Siroco que llega de África, genera de improvisto cambios de temperatura. Las precipitaciones son escasas, repercutiendo el aprovisionamiento hídrico; esto no impide que la agricultura sea uno de los recursos económicos de la isla. Destaca el cultivo de hortalizas, legumbres, frutos secos y fruta, tales como las naranjas, los famosos limones, las mandarinas y sobre todo, la uva.

¿Qué ciudades podemos visitar?

Taormina es, quizás, su destino turístico más visitado, pues es donde más se nota el paso de la cultura griega.

Catania tiene un encanto especial. Sus monumentos barrocos, sus palacios opulentos, la Vía Crociferi, tan rica y pulcra. El Duomo, el palacio Biscari y la iglesia de San Giulano son sus principales edificios.

Siracusa, en la península de Ortigia. El Parque Arqueológico de Neápolis conserva uno de los mayores teatros griegos conocidos. Hay también un anfiteatro romano y el Ara de Gerón, donde se sacrificaban los bueyes.

Agrigento es sobre todo conocida por el Valle de los Templos, donde se conserva auténticas obras de arte griegas. La mejor conservada es el Templo de la Concordia

Palermo es la capital de la isla, pero no por ello es la más turística. En ella quedan recuerdos de todas las culturas que han pasado por Sicilia.

Mesina es más conocida por el Estrecho que por la ciudad en sí. Tantas veces ha sufrido terremotos en su historia, que hoy día la ciudad está en restauración.

A parte de sus ciudades y pueblecitos costeros, no podemos desaprovechar la ocasión para visitar al volcán Etna, dura medio día y cuesta unos 4 euros. La jornada completa de excursión al volcán sale por unos 6 euros. Eso sí, es recomendable abrigarse, porque arriba, cerca del cráter, el frío es intenso.

Los vinos de Sicilia

El cultivo de la vid y las técnicas de vinificación fueron introducidos en Sicilia por los primeros colonos griegos. Desde entonces hablar de Sicilia es hablar de la esencia del Mediterráneo, de historia, de tradición, de gastronomía y por supuestos de vinos. Dominando la región, se encuentra el Etna que es el volcán más alto de Europa, rodeado de llanuras fértiles que se alzan hacia elevadas mesetas y montañas, condiciones que se ven reflejadas en la mineralidad de sus vinos, proporcionada por la riqueza mineral de sus suelos y las brisas marinas que bañan los viñedos. Sicilia tiene largas horas de sol, clima tibio y baja pluviosidad lo que ofrece óptimas condiciones para llevar a las uvas a su punto de madurez. Su suelo árido y desértico da vinos expresivos, y los que se encuentran en altitudes de 900 m producen vinos elegantes y aromáticos.

Cepas Autóctonas y sus características organolépticas

  • Nero D’Avola: Vinos atractivamente oscuros, suaves pero robustos, y que envejecen bien con roble.
  • Frappato Nero: Suave, baja en taninos, que produce vinos de considerable encanto y algo de aroma. Normalmente se utiliza para coupages con la Nero d’Avola, Nerello y Nocera.
  • Moscato (Muscato di Alejandria) o Zibbibo: Se usa para el Moscato de Pantelleria. Dulce y aromático. Ideal para acompañar postres.
  • Fiano: En su máxima expresión son vinos pesados y melosos, con notas de flores y especias y con potencial de mejorar en botella.
  • Grecanico: Buena acidez y sabor a manzana. Se utiliza para coupages.
  • Catarrato: Solo se cultiva en Sicilia y ocupa una gran extensión de viñedos, se utiliza en blenda con la Alcamo y el Marsala.
  • Inzolia o Ansonica: Una de las mejores uvas blancas de la isla, produce el vino Alcamo DOC y es utilizada en los mejores IGT.
  • Malvasia: Tiene profundidad de sabor gracias a la lava de las islas Eolias.

DO y Vinos Famosos

El Marsala (Puerta de Dios) es un vino con DO, producido en la provincia de Trapani. En nuestro catálogo la Cantina Duca di Salaparuta es la representante de estos vinos. Se trata de una cantina con más de 180 años de historia que representa la tradición, la innovación y su carácter siciliano. Desde siempre atenta a la creación de vinos de elevada calidad y con la voluntad de explicar de una forma nueva y seductora los aspectos más determinantes del carácter siciliano. Para mantener este carácter diferenciador, los vinos de esta cantina han derivado en tres grandes marcas: Duca di Salapatura / Corvo y Florio. Tres nombres de gran reconocimiento, vinculados a Sicilia y sostenidos por una misma estructura organizativa.

La legislación sobre producción clasifica el marsala sobre la base de tres elementos: color, contenido de azúcar, duración del envejecimiento y consiguiente grado alcohólico. De la combinación de estos factores nacen las diversas modalidades de marsala. La diferencia entre el marsala virgen y los marsalas considerados «licorosos», es decir, el superior y el fino se debe al proceso elaborador: a esos marsalas licorosos se les añade alcohol, mosto cocido (para caracterizar aromas y color) y mistela (mosto de uva tardía, cuya fermentación ha sido bloquedada añadiendo alcohol para integrar la cantidad de azúcares y aromas «terciarios» necesarios).

El vino de marsala virgen o soleras proviene de uvas blancas, con el único añadido de alcohol y/o aguardiente de vino. Esta denominación puede ser utilizada tan sólo para los vinos sometidos a envejecimiento (método soleras) durante al menos 5 años en madera (10 para el virgen reserva o extraviejo) y con un grado alcohólico no inferior al 18%.

Los marsalas licorosos se diversifican por el color, cuya tonalidad e intensidad está determinada, además de por las uvas, por la cantidad de mosto cocido empleado, se obtienen vinos de color: oro (sin mosto cocido añadido); ámbar (con añadido de mosto cocido no inferior al 1%); rubí (sin añadido de mosto cocido, más bien obtenidos de uvas tintas y, eventualmente, blancas con un límite máximo del 30%). Otro criterio de clasificación es el sabor, determinado por la cantidad de azúcares presentes, que es la base de la distinción entre marsalas: seco, con azúcares inferiores a 40 g/L; semiseco, con azúcares superiores a 40 g/L, pero inferiores a 100 g/L; dulce, con azúcares superiores a 100 g/L. Finalmente, en relación con la duración del envejecimiento, el marsala se llamará: fino, con una afinamiento no inferior a un año, cuyos primeros 4 meses no necesariamente serán en madera, y alcohol superior al 17%; superior, con un período de afinamiento en madera no inferior a 2 años y un grado alcohólico superior al 18%; superior reserva, con período de afinamiento en madera no inferior a 4 años.

Las variedades blancas autorizadas por la legislación son: Grillo, Catarratto, Insolia y Damaschino, mientras que las tintas son: Pignatello, Nero d’Avola y Nerello Mascalese, que pueden añadirse hasta en un máximo del 30% a las blancas mencionadas.

Los vinos dulces sicilianos constituyen cerca de un 64% del total de vinos con DO. En nuestro catálogo disponemos de un Passito de Pantelleria premiado, es de la cantina Duca di Castelmonte, que a parte de este delicioso y valorado vino dispone de varios Nero D´avola, Inzolia,…

Moscato di Noto. Moscatel de Noto

Este vino se produce en la parte oriental de Sicilia y se elabora con uvas moscatel blanco (denominado localmente moscatel amarillo o moscatella). Las características organolépticas le otorgan un color del amarillo dorado más o menos intenso al ámbar, un perfume característico y fragante de moscatel, así como un sabor dulce y un aroma floral y vegetal de salvia.
En el tipo vino licoroso, la graduación mínima debe ser de 22º, el afinado (obligatorio) es de 5 meses a partir del alcoholizado. En este tipo, las uvas sobre maduradas se fermentan a 7 u 8º alcohólicos y con 70 o 100 g/L de azúcares residuales, añadiendo alcohol para alcanzar un desarrollo del 16% en volumen. También se elabora la modalidad espumosa.

Moscato di Siracusa. Moscatel de Siracusa

La variedad utilizada es el moscatel blanco (denominado localmente moscatel amarillo o moscatello amarillo). El vino debe tener una graduación alcohólica mínima de 16,5%. Las características organolépticas son: color amarillo oro viejo con reflejos ámbares; perfume delicado y característico; sabor dulce, aterciopelado y agradable.

El passito y el moscato de Pantelleria El viñedo se cultiva en parcelas o terrazas delimitadas por muros de obra seca construidos con piedra volcánica. Son vinos amables; por su aspecto denso y licoroso, por su color ámbar ligeramente intenso, por su perfume almizclado y por el gusto característico de la zibibbo pasa, son vinos excelentes para postre. Se trata de un vino muy renombrado por su alta calidad, que se presenta en diversas modalidades; entre ellas, cabe citar el Moscato de Pantelleria (grado alcohólico total mínimo: 15%, del cual al menos el 11% desarrollado); Passito de Pantelleria (grado alcohólico total mínimo: 20%, del cual al menos el 14% desarrollado; además, este vino no puede ser comercializado hasta el 1 de julio del año siguiente a la vendimia); Pantelleria Moscato licoroso (grado alcohólico total mínimo: 21%, del cual al menos el 15% desarrollado); Pantelleria Moscato dorato (grado alcohólico total mínimo: 21,5%, del cual al menos el 15,5% desarrollado); Pantelleria Passito licoroso (título alcoholmétrico volumétrico total mínimo: 22%, del cual al menos el 15% desarrollado; esta modalidad no puede ser comercializada antes del 1 de febrero del año siguiente a la vendimia), y Pantelleria Zibibbo dolce (grado alcohólico total mínimo: 10%, del cual hay que desarrollar no menos de un tercio de los azúcares reductores totales; presión y CO2: hasta 1,7 bar).

Malvasía de las Lipari

La implantación del viñedo, se realiza en terrazas. No hay riego, lo que produce estrés hídrico grave en la planta en los meses estivales. Durante la segunda mitad de septiembre o inicios de octubre se vendimia.
La malvasía de las Lipari, de la que existen tres modalidades, se elabora con un 95 % de variedad de malvasía de las Lipari y un pequeño 5 % de corinto nero. Las tres modalidades son: malvasía de las Lipari (obtenida con uvas frescas, de sabor dulce y aromático con una graduación mínima de 11,5 º); malvasía de las Lipari passito (grado alcohólico del 18 % y un residuo de azúcar no inferior al 6 % con 9 meses de crianza), y malvasía de las Lipari licorosa (grado alcohólico del 20 %, de los cuales al menos 16 desarrollados, y un residuo en azúcar no inferior al 6 %, con 6 meses de crianza). El método de producción de la DO Malvasía de las Lipari, en su versión de vino de mesa, sigue el proceso de vinificación en blanco, con una adición variable de azúcar con el fin de garantizar que el producto final sea más dulce.

Moscato ¡para acompañar los dulces de Navidad!

 

Muscat (Moscato en Italia, Moscatel de España y Portugal) es el nombre dado a una de las familias más antiguas de uva en el mundo. Las uvas que conocemos hoy en día como Muscat – que se cree que se originó en el Medio Oriente – se han utilizado en la vinificación desde los tiempos de los antiguos griegos. Sin embargo, una larga historia trae consigo una lista igualmente larga de sinónimos, mutaciones y cruces. Existe un gran número de encarnaciones, cada uno con su propio matiz y carácter regional. Podemos reducir la lista a seis miembros clave de la familia, uno de los cuales se destaca sobre el resto.

Muscat Blanc à Petits Grains (Moscato Bianco en Italia) es la más antigua y la más valorada de la familia Muscat.

Moscatel de Alejandría (Zibibbo en Italia, Lexia en Australia) es el segundo miembro más antiguo del clan de Muscat y produce vinos más ligeros que suelen ser suaves y afrutados.

Muscat Ottonel es más pálido y de maduración temprana.

Moscatel de Hamburgo es una variedad de uva de negra que se utiliza a menudo como una uva de mesa.

Moscato Giallo es una uva de color amarillo del norte de Italia.

Moscato Rosa es una versión con la piel de la uva rosa.

El Muscat prefiere los climas cálidos y se desarrolla básicamente en el Mediterráneo. Los mejores ejemplos vienen de Italia, Francia, España, Portugal, Alemania, Austria, Grecia, pero también se cultiva en Australia, EE.UU. y Sudáfrica.

El aroma distintivo del Muscat es una de sus propiedades principales, pero la versatilidad de la variedad también hace que sea una opción atractiva para los productores. Las desventajas incluyen baja acidez y una incapacidad de envejecer más de cuatro años (con la excepción del fortified Muscat). Los Muscat pueden ser producidos como seco, medio, vino dulce, o incluso espumoso. Debido a sus fuertes sabores se cultivan ampliamente como uvas de mesa en todo el mundo.

Italia produce más Muscat que cualquier otro país, la mayoría de los cuales es Moscato Bianco, bajo la bandera del mismo nombre de Moscato d’Asti.

También hay que señalar que, a pesar de sus nombres similares, Muscadelle, Muscadet y Muscardin no son miembros de la familia Muscat.

Los sinónimos incluyen: Moscato, Moscatel.

En nuestro catálogo de Navidad te presentamos la promoción que te permitirá probarlo y juzgarlo. Por la compra de dos Panettones de la linea Pasticeria de Tre Marie te regalamos una botella de Moscato IGT. Este vino, ofrece a parte de un espectacular diseño, un mariraje perfecto con estos postres tan italianos. Lo produce la Cantina casa vinícola Botter a partir de uva Moscato Bianco recojida en Puglia. Su Vinificación se realiza prensando suavemente la uvas, quedando limpia por decantación, este proceso se llama desfangado. El mosto obtenido se almacena en depósitos de acero inoxidable a una temperatura de 0ºC para evitar que fermente. La vinificación se realiza entre finales de Agosto y principios de Septiembre. La fermentación del mosto tiene lugar a una temperatura constante de 17-18ºC. Cuando el vino alcanza la graduación deseada (8ºC.) se para la fermentación, se filtra y se embotella. Su color es amarillo paja intenso, su aroma y su sabor és floral y muy agradable.Además, este vino tiene un tapón de rosca que te permitirá abrirlo y cerralo fácilmente, sin que éste pierda ninguna de sus características.

¿Estas dispuesto a probarlo? Te aseguramos que es un buen aliado a tus postres.