Antipasto di terra, una delicia que admite múltiples variaciones

Hola de nuevo 🙂 llevaba un tiempo desconectada pero no me había olvidado de vosotr@s!

Sentía cierta morriña, llevo ya algún tiempo sin ir a casa y tenía la necesidad de compartirlo. Creía que no echaba de menos nada o casi nada lejos de Italia (a parte de la familia claro), para conseguirlo solemos comprar productos italianos de calidad y de primeras marcas que son fáciles de encontrar en tiendas especializadas y la verdad es que no nos sentimos muy alejados, pero hay platos tradicionales que deberían exportarse al mundo porque son una buena manera de conocer la gastronomía de un país y de empaparse de su cultura.

He aquí un buen ejemplo!!! La tradición del “Antipasto” (aquí no se estila tanto y la verdad es que es una pena) es una de ellas…. en Italia hay cosas que no pueden faltar en cualquier restaurante, y una de ellas es el antipasto! Di TERRA o di MARE, para gustos los colores, a mi me encanta el antipasto de tierra y hoy me apetece hablaros de él como homenaje a mi querida Italia, porque agrupa sus colores, sus sabores y sus aromas en un solo plato.Hay tantas versiones cómo cocineros, hay quien acompaña los embutidos y los quesos italianos con fruta fresca, panecillos, pan sardo, taralli, bruschetta con tomate picado, frutos secos, mermeladas, membrillo, aceitunas ….. la presentación es importantísima.

Para un buen antipasto de tierra es indispensable:

  • Si queremos que sea totalmente “made in Italy” no pueden faltar los mejores embutidos italianos como el jamón de Parma o San Danielle, aunque aquí tenemos el mejor jamón del mundo.
  • Algún tipo de salami: napoli, felino, milano, finocchiona, spianata ….
  • Algún tipo de Pancetta: rustica, copata, arrotolata…
  • Mortadella: de jabalí, con trufa, con pistacho o clásica.
  • Copa di Parma y/o Bresaola
  • Mozzarella (mejor bocconcini porque tiene el tamaño perfecto para que quepa en la boca entero) de búfala o de vaca.
  • Gongonzola de cuchara (acompáñalo con algún tipo de pan) o algún tipo de queso cremoso, un stracchino o un queso de cabra (va a gustos).
  • Algún tipo de queso curado: Parmesano, grana padano, pecorino …..
  • Verduras adobadas en aceite y especias: tomate en aceite “Le perle”, berenjena, calabacín, alcachofas, tomate seco, aceitunas, cebollitas en vinagre,….
  • Verdura fresca como tomate cigliegina o cherry, zanahoria, pepino ….
  • Frutos secos
  • Fruta fresca (la uva queda muy bien ;)) y mermeladas

Aquí os dejo algunos ejemplos que he encontrado en esta super enciclopedia que es google 🙂

#receta, BOMBOLOTTI con Gorgonzola de cuchara Palzola

Los alimentos que se elaboran mediante un proceso de fermentación, algunos muy típicos de la dieta Mediterránea, aportan una serie de beneficios, a menudo poco conocidos, a favor de la digestión, previenen enfermedades inflamatorias, tienen un alto valor nutricional y desintoxican el cuerpo.
Con una dieta rica en alimentos fermentados ayudamos el bienestar de la microbiota o microflora, conjunto de microorganismos que constituyen la flora intestinal, cuyo estado de salud es importantísimo para el buen funcionamiento del intestino y también para mantener una alta inmunidad frente a muchas enfermedades.
En la actualidad consumimos una gran variedad de alimentos que han sufrido un proceso de fermentación y que son familiares, ejemplos de ello son: el vino, la cerveza, la salsa de soja, el vinagre, los quesos, el yogur y el pan.
Para fomentar el consumo de estos alimentos, hoy una receta con GORGONZOLA, pero no un gorgonzola corriente…. se trata del mejor gorgonzola de cuchara que hayáis probado.

Bombolotti Palzola

INGREDIENTES
Carne picada de pollo 150 g
Carne picada de pavo 150 g
Carne picada de ternera 150 g
Carne picada de cerdo 50 g
1 diente de ajo
1 cebolla pequeña
2 huevos
50 gramos de Gorgonzola DOP dolce cucchiaio de PALZOLA
Aceite para freír
Pan rallado en cantidad suficiente para empanar y para la mezcla
Sal y pimienta en cantidad suficiente
1 puñado de Grana Padano rallado de BERTOZZI para gratinar

PREPARACIÓN
Cortar la cebolla y el ajo muy pequeño y ponerlo dentro de una fuente, añadir la carne cruda, cuatro cucharadas de pan rallado, un huevo, sal y pimienta, y mezclar con un tenedor. Remover la mezcla y separar haciendo discos (a modo de hamburguesa pequeña).
Poner la mitad de una cucharadita de Gorgonzola en el centro del disco, poner encima otro disco de la mezcla de carne y sellar los bordes con un tenedor para que el Gorgonzola no salga. Poderos redondear a modo de albóndigas.

A continuación pintar con el otro huevo batido cada disco y empanar con el pan rallado y el queso grana padano mezclados.
Freír en abundante aceite al menos diez minutos, dejar que el aceite escurra sobre papel absorbente antes de servir.

Receta de Augusta Balocco