Frittata rellena de queso y jamón cocido.

Durante mis vacaciones en Italia he probado recetas buenas y recetas muy buenas, en este último grupo, se encuentra esta receta que os explico a continuación. Es típica de la zona del prosciutto, de la Emillia Romagna, pero hoy en día la puedes comer en toda Italia con las variantes de cada zona.

Rotolo-di-frittata_515  rotolo-da-servirerotolo-di-frittata-con-le-zucchine rotolo-con-prosciutto

Para su realización:

4 huevos,
2 hojas de salvia
una ramita de romero
80g de Jamón Cocido
100 g de queso semi seco (un pecorino a la trufa sería fenomenal)
Aceite de oliva
sal y pimienta al gusto

Preparación:

Batir los huevos con la salvia y el romero triturado. Poner 2 cucharadas de aceite en una paella y hacer una tortilla con esta mezcla.

Poner la tortilla sobre un trozo de papel de aluminio y encima colocar el jamón cocido y el queso pecorino a la trufa.

Enrollar la tortilla hasta convertirla en un gran rollito y a su vez enrollarla con el papel de aluminio.

Ponerlo en el horno a 180º C durante 20 minutos y servir.

 

Fácil, no???? pues resulta un verdadero manjar! No dejéis de probar esta receta, es exquisita!!!!!

Foto de la portada de http://www.paciulina.it/ricette/rotolo-di-frittata-farcito/

 

¡A la rica alcachofa!

Ha llegado la recolección de la alcachofa en Italia, en los mercados son las protagonistas absolutas entre tantos productos italianos y no me extraña, allí son verdaderos amantes de esta verdura, la saben cocinar casi con todo y de todas las maneras posibles. Ya le conocemos las ventajas curativas y diuréticas, os hablé de ella en el post “Alimentos que ayudan a depurar” , hoy vamos a cocinarla de dos maneras muy distintas!

4571180349_6a26c19ec6_bFRITTATA AI CARCIOFI (o lo que es lo mismo, tortilla de alcachofas)

Ingredientes:

  • alcachofas 6
  • 4 huevos
  • sal y pimienta
  • albahaca
  • queso pecorino romano rallado
  • 1 limón y agua
  • harina
  • aceite extra virgen de oliva

Limpiar las alcachofas, sacando las hojas más externas, dejaremos el tronco pelado y cortaremos la parte superior. Las cortaremos por la mitad y las dejaremos remojar en agua y limón al menos unos 15 minutos.

Transcurrido este tiempo, las sacaremos y escurriremos bien. En un plato a parte, enharinamos las alcachofas y las pondremos a freír en aceite muy caliente para que no absorban tanto.

En un bol batiremos los 4 huevos, pondremos sal, pimienta, las hojas de albahaca cortadas y un buen puñado de pecorino romano rallado (si no tenemos, podemos poner Grana Padano rallado). A medida que vayamos sacando las alcachofas de la paella, dejaremos escurrir el aceite sobrante poniéndolas sobre un papel de cocina secante y posteriormente las añadiremos al bol con el huevo y todo lo demás.

Mezclaremos bien y pondremos la Frittata en una paella  a fuego lento, para que no se queme el huevo. Daremos la vuelta y coceremos por la otra parte, con cuidado que no se rompa.

¡Y ya está!!!! Fácil y exquisita de verdad. Os animo a que la probéis.

 

Esta receta es de Surgital y está elaborada con el Raviolacci relleno de alcachofa, una pasta rellena de alcachofas (30%), queso Ricotta, Grana Padano DOP, pan rallado y sal.

r2surgital_ir-245-bimg1-raviolaccicarc_ric_w800_h400_p1_c1_b0_s1_va0

RAVIOLACCI AI CARCIOFI ai CALAMARETTI del TIRRENO e ZUCCHINE VERDI

Ingredientes:

560 g di Raviolacci ai carciofi 600 g di calamaretti del Tirreno 500 g di zucchine verdi 1 spicchio d’aglio olio extravergine di oliva 200 g di pomodorini pachino maturi farina bianca olio di semi di arachide 500 g di fumetto di pesce Grana Padano in scaglie, sale

Preparación:

Limpiar y lavar los calamares. Cortar el calabacín. En una paella, dorar el diente de ajo con el aceite extra virgen de oliva, añadir los calamares y la mitad del calabacín; salar y añadir el fumé de pescado. Enharinar la otra mitad del calabacín cortado en juliana y freírlo con aceite de girasol. Continuar la cocción durante unos minutos y añadir los tomates cortados a trocitos. Cocer los Raviolacci ai carciofi con abundante agua hirviendo y sal, colarla y condimentarla con la salsa obtenida. Ponedla en el plato junto con el calabacín frito  y lascas de Grana Padano.

Receta del Chef Luigi Lombardi e Angela Marocc / Ass. Cuochi di Latina

Buen provecho y feliz fin de semana.

 

Foto de it.julskitchen.com

Pecorino Romano, un exponente en la tradición gastronómica italiana.

pecorino Romano detallada CBG

Hace más de dos mil años que los rebaños de ovejas pastan libremente en el campo del Lazio y Cerdeña. Estos producen la leche de la que se obtiene el queso Pecorino Romano.

El Pecorino Romano es un queso de pasta dura, cocida, elaborado con leche de oveja (pecora) fresca, entera, procedente exclusivamente de las explotaciones de la zona de producción. Con un 36% de materia grasa, este queso viene comercializado con una fina corteza de color marfil claro o paja natural (aunque varía según el tiempo de maduración).
El queso se elabora entre noviembre y finales de junio, cuando las ovejas pastan libremente en las dehesas naturales. El Pecorino Romano es de mayor tamaño que la mayoría de los quesos de su mismo tipo, y debe estar bien prensado. Las formas son cilíndricas con lados planos, con la altura del talón de entre 25 y 40 cm y el diámetro de la placa de entre 25 y 35 cm. El peso de las formas puede variar entre 20 y 35 kg, y éstas van marcadas en la corteza, con el símbolo de origen (un diamante con las esquinas redondeadas y que contiene la cabeza estilizada de una oveja) con las palabras Pecorino Romano.
Tarda de 8 a 12 meses en madurar; en este tiempo desarrolla su sabor característico: salado e intensamente frutal, que se vuelve cada vez más robusto. La pasta compacta es de color amarillo claro, con ojos pequeños e irregulares; debe ser húmeda pero granulada.
Este queso tiene la DOP Europea.
El Pecorino Romano se emplea frecuentemente en platos de pasta, a menudo rallado igual que el más conocido, el Parmigiano Reggiano (parmesano). Su sabor fuerte y salado hace que sea empleado en la elaboración de salsas, en especial aquellas de origen romano, tal y como el Bucatini All’Amatriciana. También lo encontramos en Tablas de quesos.

En nuestro catálogo disponemos de varias opciones para catar este peculiar queso, desde la pasta rellena de queso Pecorino y piñones, de nuestra marca SURGITAL, pasando por las salsas como el PESTO, que contienen pecorino entre sus ingredientes, hasta el queso en forma, de BERTONI, para rallarlo y elaborar nuestras propias recetas.

Aprovechamos la ocasión y os proponemos una receta con la pasta rellena de Pecorino que nos manda nuestro fabricante italiano Surgital; Raviolotti al Pecorino di Peinza con flores de calabacín y crujiente de jamón.

RAVIOLOTTI PECORINO zucchineProsciutt

Ingredientes para 4 raciones:

480 g (24 piezas) di Raviolotti al pecorino di Pienza e Pinoli

8 flores de calabacín

50 g de calabacín

30 g jamón de Parma

40 g de Parmigiano Reggiano grattugiato

40 g de mantequilla

Un poco de aceite de oliva virgen suave.

¼ de cebolla chalota

sal y pimienta negra.

Preparación:

Cortar un lado de las flores de calabacín y abrirlas bien. Colocarlas en una hoja de papel de pergamino, engrasar ligeramente y ponerlas en el horno hasta que queden secas.

Picar la chalota y rehogar bien con aceite, seguidamente añadir el calabacín cortado en media luna. Cocer durante unos minutos, añadir sal y pimienta.

Cortar el jamón en juliana bien fino y freírlo en una sartén con un poco de aceite hasta que quede crujiente.

Hervir el Raviolotti con queso pecorino y piñones en abundante agua hirviendo con sal, escurrir y mezclar con el calabacín previamente preparado y la mantequilla.

Disponer en cada plato 2 flores de calabacín y la pasta  cubierta con la salsa.

Por último, espolvorear con queso parmesano rallado y adornar con jamón crujiente.

 

Receta elaborada por Surgital