¡Parmiggiana italiana, una receta exquisita que admite muchas variaciones!

Se acerca el Día de la Madre, sin dudas un día muy especial. ¿Ya has preparado el menú? Si la respuesta es negativa, ¡no esperes más! A continuación te mostraré una receta que nos parece  ideal para deleitar a tu madre o a tu esposa.

Pensando en las recetas que elaboran ellas, hoy una receta especial que a nosotros nos encanta, y además es un clásico de la gastronomía italiana. La receta llamada Parmigiana di Melanzane (Berenjenas) es un plato muy antiguo de origen mediterráneo y del Sur de Italia. A pesar de su nombre, que puede parecer originario de la ciudad de Parma, este plato nació muy probablemente en Sicilia y se difundió antes por todo el Reino de Nápoles y luego en el resto de la península Italiana.

 

Os pasamos la receta tradicional y auténtica, pero hay tantas variantes como cocinillas o cocineros se atreven a hacerla. Aunque fácil, su preparación es laboriosa pero vale la pena, porque el resultado es exquisito.

 

 

 

 

INGREDIENTES: (Para 5 personas)

 

2 o 3 berenjenas

500 gr de tomate triturado espeso

Hojas de albahaca u orégano fresco

Aceite de Oliva

300 gr de queso Parmiggiano Reggiano (Parmesano) en lascas o rallado.

250 gr Mozzarella fior di latte en juliana, en cubos o incluso en barra.

1 diente de ajo

½ cebolla

Sal y pimienta

 

PREPARACIÓN:

 

1.-Para preparar la parmigiana di melanzane, debemos comenzar por preparar la salsa de tomate poniendo en una olla el tomate con el ajo y la cebolla finamente picados agregar una cucharada de aceite de oliva y dejar hervir a fuego lento hasta espesarla  al gusto, finalmente agregar la sal, la pimienta y las hojas de albahaca o de orégano.

 

2.-Lavar muy bien las berenjenas y cortarlas en horizontalmente, a lo largo,  no muy delgadas, más o menos, con un grosor de un centímetro (si quieres puedes optar por quitar la piel de la berenjena antes de cortarlas)

 

3.- Poner las berenjenas en un colador grande, acomodar en capas y en cada capa, espolvorear un poco de sal y dejarlas reposar por una hora con la sal para que puedan expulsar parte del líquido amargo que las caracteriza.

 

4.- Transcurrido el tiempo necesario,  quitarlas del colador y enjuagarlas con bastante agua y secarlas bien.

 

5.- Preparar una sartén con Aceite muy caliente y freír las berenjenas hasta que estén doradas por los dos lados y ponerlas a escurrir en papel absorbente para quitar el aceite.

 

6.- Engrasar un molde para Hornear y un par de cucharadas de tomate en el fondo y comenzar a poner la primera capa de berenjenas, deben estar colocadas una al lado de la otra sin sobreponerse.

 

7.- Añadir un poco de salsa de tomate sobre las berenjenas repartiéndola uniformemente 

y espolvorear el queso parmigiano rallado y la mozzarella.

 

8.- Ahora prepara la segunda capa, la colocación de las berenjenas en sentido opuesto  al anterior, si al principio las has colocado verticalmente ahora ponlas de manera horizontal y continuar cubriéndolas con la salsa de tomate, el queso y los demás ingredientes que te apetezcan, seguir el procedimiento.

 

9.- Hacer 3 capas con esta siguiendo este procedimiento. La última tiene que ser de tomate y parmesano rallado.

 

10.- Colocar la parmiggiana en el horno a 200 grados durante 40 minutos. Se puede servir caliente o a temperatura ambiente… es buena de todos los modos, e incluso fría! 

 

 

SUGERENCIAS y MODIFICACIONES 

 

1- Si se quiere una versión LIGHT las rebanadas de berenjena se pueden asar en vez de freír. Se pueden hacer a la plancha sin aceite e incluso a la parrilla!

 

2- Es deliciosa si en cada capa se le ponen pedacitos de chorizo o jamón.

 

3- Si no se tiene miedo a engordar, la berenjena se pueden freír empanizándola: antes de ponerlas en el aceite caliente se mojan en huevo, harina o pan rallado. El resultado es DELICIOSO aunque es más pesado y contiene muchas más calorías.

 

4- Los amantes de las verduras pueden alternar capas de calabacín y berenjena. Incluso podemos añadir setas y algún fruto seco, tipo piñones o nueces.

 

5- Si tenemos problemas con la lactosa, podemos usar un queso de soya, con tofu, o quesos hechos de leche de arroz.

 

6- Cuando se prepara el tomate agregar un poco de orégano, zanahoria y unos granitos de hinojo, dará un resultado excelente a vuestra salsa de tomate.

 

¡¡¡                  Buen provecho y feliz día de la madre!!!