Tarta salada de polenta con setas y salchicha #receta

La tarta salada de polenta, es un plato original italiano delicioso,  ideal para abrir un almuerzo o cena, o perfecta para servir como segundo. En esta receta, la polenta se utiliza para cerrar un relleno sabroso y abundante a base de setas y salchicha. Una receta ideal para la época en la que estamos. Además es apta para todos los públicos, ya que la polenta no lleva gluten. Con la polenta descubrimos una gran alternativa a las masas de hojaldre tradicional y a la pasta Brise, una nueva manera de llevar a la mesa, uno de los ingredientes clásicos de la cocina tradicional italiana.

CROSTAT DI POLENTA GIALLOZAFFERANO

Ingredientes para una tarta de unos 27 cms de diámetro:

200 gr de POLENTA instantánea de De Cecco (harina de maíz)

Agua 800 ml

Aceite de oliva extra virgen

Sal q.b.

Pimienta q.b.

Queso Parmigiano reggiano rallado BERTOZZI para condimentar

Ingredientes para el relleno:

500 gr Setas mixtas (en este caso, porcini y champiñones congelados de ASIAGO FUNGHI), puedes hacerl esta receta con cualquier seta.

3 ramitas de tomillo y 3 ramitas de romero

Nuez moscada

1 diente de ajo

Mantequilla Occelli 40 g

Vino blanco 50 gr

salchicha de carne o carne picada de ternera SOLFIORE 450 gr

Para preparar la beschiamel:

Leche 400 ml

Mantequilla OCCELLI 40 g

Sal q.b.

Pimienta q.b.

40 gr de harina (si nuestra receta va a ser sin gluten, yo utilizaría el MIX PIZZA de NUTRIFREE)

Nuez moscada

Preparación:

1

Para iniciar esta receta, lo primero que debemos preparar es el relleno. Empezamos limpiando las setas, es aconsejable, no bañarlas en agua, las setas, debemos limpiarlas con un poco de agua y secarlas con un paño húmedo. Cortarlos a cuartos y dejarlos a parte en una sartén.

2

Cortar el diente de ajo y las hierbas frescas , sacar la tripa natural que envuelve la salchicha.

3

Deshacer la mantequilla en la sartén, añadir las hierbas trituradas y dejar cocinar .

4

Añadir la salchicha y dejar cocinar durante unos 10 minutos. Durante la cocción, añadimos un poco de nuez moscada y el vino blanco. Dejamos reducir.

5

Llegados a este punto añadimos las setas, rectificar de sal y pimienta. dejamos cocinar durante 15 minutos más a fuego lento (las setas se desprenderán de toda la humedad y la mezcla reducirá de tamaño), pasado este tiempo. lo retiraremos del fuego y apartaremos la mezcla para el proceder después a rellenar la tarta.

6

Preparamos ahora la beschiamel, en una olla, ponemos la mantequilla, cuando se derrita, añadimos la harina y la mezclamos con la ayuda de unas varillas hasta conseguir una mezcla homogénea y compacta. Después añadimos la leche previamente calentada, muy a poco a poco, haciendo que se mezcle con cuidado para no hacer grumos.

7

Condimentamos con una pizca de sal y nuez moscada, mezclamos enérgicamente. Cocinamos sin dejar de mezclar durante unos 15 minutos. Una vez terminada la añadimos a la mezcla de setas y salchicha.

8

Es hora de preparar la polenta. Veréis que es muy fácil, sólo deberéis seguir las instrucciones del envase que encontraréis en el paquete de De cecco. Poned el agua en el fuego, con un poco de sal y aceite de oliva, cuando hierva, añadimos la polenta y no dejamos de mezclar para que no se formen grumos (mejor con una cuchara de madera). Dejarla enfriar.

9

Mientras se enfría, ponemos mantequilla (para que no se pegue) en la base de una tartera de unos 27 cms de diámetro. Con la ayuda de una manga pastelera, cubrimos la base y los laterales con la polenta (haciéndolo así, nos quedará una base más regular de tamaño).

10

Ahora, ponemos el relleno en el interior y decoramos con la manga pastelera en forma de estrella. Se trata que parezca una pastel salado, es por ello, que queda muy apropiado hacer líneas transversales que se crucen a modo de rombos.

11

Espolvorear el queso rallado por encima. Hornear la tarta en el horno precalentado a unos 200ºC durante unos 45 minutos y 5 minutos a unos 250ºC en modo grill.

Consejos:

La tarta salada de polenta nos aguanta 3 días en nevera en una fuente cerrada herméticamente. Cuando deseemos comérnosla, la podemos calentar directamente en el horno. Mejor comerla caliente, en este caso, resaltan los sabores. Al relleno podéis añadir ricota salada mezclada con nata de cocina en vez de beschiamel.

Por cierto, dejamos en el aire dos ideas más para el relleno: salsa de tomate y salchicha de carne (fenomenal), o panceta y champiñones.

¡A disfrutar de la comida!

Receta de GIALLOZAFFERANO (este es el link a la receta original en italiano):  http://ricette.giallozafferano.it/Crostata-salata-di-polenta.html