Inicio
Rossini, gastronomía y servicio en pleno barrio Gótico de Barcelona
Apr 19, 2021

Rossini, gastronomía y servicio en pleno barrio Gótico de Barcelona

En una de las esquinas de la Plaça Reial, una de las joyas arquitectónicas del centro histórico de la ciudad, nos encontramos con Rossini. Sin duda, este es uno de los restaurantes que más llama la atención. Una terraza grande e imponente, una entrada majestuosa y un local enorme que, a pesar de sus dimensiones, resulta cálido y acogedor. La propuesta gastronómica de Rossini se centra en la cocina italiana, pero saca partido de su concurrida ubicación para ofrecer también platos mediterráneos y propuestas variadas que llaman la atención de los turistas, sin que ello comprometa la calidad del producto y el servicio que encontramos en este local. Hablamos con Milos, propietario de Rossini y de 4 negocios más que se distribuyen por toda Barcelona.

¿Cuándo inició su trayectoria Rossini?

Hace unos trece años decidí quedarme con este local, que antes había sido una discoteca. Al tratarse de un negocio tan diferente, tuvimos que hacer una reforma integral del espacio, pues estaba prácticamente en ruinas. Las obras duraron más o menos un año, pero conseguimos aprovechar cada uno de los espacios del local que ahora vemos.

En la actualidad tenemos dos cocinas, cuatro salas y una terraza, además de dos almacenes y un vestidor. Nuestro local de 700 metros cuadrados tiene capacidad para 250 comensales, con lo cual en temporada alta hemos llegado a servir a 1.000 personas al día entre los dos turnos de comida y los dos turnos de cena. Por eso, aunque algunas están ahora en ERTE, en este restaurante trabajan 45 personas.

¿Por qué optaste por la gastronomía italiana especialmente?

Soy un gran amante de la gastronomía en general y nací en Serbia, país más o menos vecino de Italia en cuanto a influencias. Viviendo en Serbia viajé a este país muchas veces y siempre he sido amante de la cocina Italiana, las buenas pizzas y la pasta fresca. Además, en la Plaça Reial no había ningún negocio que ofreciera cocina italiana de calidad, ya que todos se centraban en cocina típica española y mediterránea al estar en un sitio tan turístico.

¿Por qué Rossini?

Elegí el nombre de Rossini en honor al conocidísimo compositor italiano, un gran amante de la gastronomía, buen cocinero e inventor del Turnedó Rossini. Debo decir que además de tener la cocina en común conmigo, a mi me gusta mucho la música y desde el principio tenía claro que ésta tendría un papel especial en mi restaurante. Por ello, solíamos ofrecer música en vivo todas las noches, y tenemos dos pianos a los que hemos dado muchísimo uso. Mi mujer es pianista y también por ello quise mezclar música y gastronomía, junto a un buen ambiente. El nombre del restaurante es una suma de todo esto.

rossini-by-cbg-48.jpg

¿Cómo definirías la propuesta gastronómica de Rossini?

La gastronomía italiana es la protagonista del restaurante pero tenemos un público que busca mucha variedad, así que también ofrecemos platos de sabores mediterráneos. Además de pizzas y pastas de gran calidad, servimos ensaladas de todo tipo, carnes y pescados. Uno de los rasgos característicos de nuestra carta es la calidad de los productos. Queremos ofrecer platos elaborados, sabrosos y hechos con materias primas de calidad. Por este motivo compramos carnes curadas de la mayor calidad, como la ternera de Nebraska, y pescado fresco todos los días.

Entonces contáis con buenos proveedores.

Sí. Si hablamos por ejemplo de productos italianos, trabajamos con CBG desde hace más de doce años porque conseguimos un resultado óptimo con ellos. Nos proporcionan todo tipo de productos, desde harinas a quesos, pasta fresca y bebidas procedentes de Italia.

¿Cuáles son los platos que más triunfan entre vuestra clientela?

Sin duda las pizzas y las pastas son las más solicitadas, aunque siempre hay quien prefiere una ensalada o un plato de buena carne. Los platos de pasta más populares son nuestros raviolis rellenos de foie gras con salsa de setas y queso parmesano y los raviolis de ricotta y espinacas.

Rossini se encuentra en uno de los lugares más concurridos por los turistas de la ciudad. ¿Esto os afecta de forma negativa o positiva?

Como todo en la vida, nuestra ubicación tiene ventajas y desventajas. Lo cierto es que Barcelona es una ciudad muy turística y una de las capitales más importantes del mediterráneo, por esto nunca nos ha faltado el trabajo. En circunstancias normales y en temporada alta hemos llegado a tener todo el restaurante lleno, las 250 sillas y en 4 turnos, pues la Plaça Reial es uno de los sitios que todo turista visita en Barcelona. Siempre ha estado llena de gente y esperamos que pronto vuelva a ser así. Lo cierto es que solo un 10% de nuestro público es local.

Además, trabajamos con agencias de viajes y tour operators, que nos recomiendan y mandan a grandes grupos de turistas a nuestro restaurante. Con la capacidad que tenemos, un grupo de 6 personas pasa desapercibido aquí. No obstante, además de esto hemos acogido también cenas de empresa y fiestas privadas, además de servir en espacios reservados del restaurante.

Para acabar, ¿podemos decir que estáis contentos con el negocio y el local?

Mucho. A pesar de estar en una zona turística, nunca hemos querido ofrecer comida “rápida” y enfocada al turismo. Trabajamos con productos de calidad y queremos ofrecer gastronomía cuidada a nuestros clientes. Todo ello, junto a un servicio y una atención de primera para que nuestros clientes se sientan agusto y quieran volver.

Algo muy importante para nosotros es cuidar al equipo para que se sienta a gusto . Muchos de los trabajadores llevan con nosotros más de diez años y esto es positivo para todos. Estamos muy satisfechos de la familia que hemos formado y los clientes lo notan.

0
comentarios